La sucesión de Rajoy

Aznar critica el "ejercicio de desmemoria" de Cospedal y Sáenz de Santamaría

El expresidente evita apoyar un candidato, revela que no votará el jueves, arremete contra Rajoy y dice que el PP debe refundarse si quiere volver a ser una opción de Gobierno 

José María Aznar, durante la presentación de su libro
José María Aznar, durante la presentación de su libro EFE

José María Aznar ha evitado apoyar a alguno de los candidatos a la presidencia del PP pero si hay que interpretar lo que ha dicho y lo que no ha dicho, el expresidente parece más cerca del discurso del Pablo Casado. Y no porque lo haya respaldado, que no lo ha hecho. Pero Aznar ha asegurado en Onda Cero que "resulta sorprendente escuchar algunas cosas que se escuchan" en referencia a Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal. Aznar ha recordado que las dos formaron parte de su Gobierno y Casado, no.

"Hay personas que se han dedicado a enterrar una historia no mala del PP, sino buena, y que además han participado en ella me parece un ejercicio desmemoria", ha dicho a preguntas del periodista Carlos Alsina. "Las cercanía no las marco yo. Yo estoy donde estaba".   

Aznar ha irrumpido en la campaña a la primarias del PP a dos días de las votaciones del 5 de julio. El ex presidente ha revelado que no se ha inscrito para participar. "Creo que mi posición como ex presidente del PP y del Gobierno es estar al margen al proceso. Lo que necesita España es un proyecto de futuro y el PP tiene que ofrecerlo", ha asegurado. Sobre el sistema de elección de doble vuelta -primarias y después elección de compromisarios en el congreso-, Aznar ha asegurado que "los militantes tengan la voz y que decidan me parece bien".

Refundación del PP

Aznar se ha resistido a respaldar expresamente una candidatura, a pesar de que se le vincula recurrentemente con Casado. Y ha insistido en que está donde siempre ha estado. "El problema de los candidatos en su relación conmigo es una cuestión relativa a los candidatos. Yo estoy donde he estado siempre", ha afirmado. 

Lo que sí ha dicho una y otra vez es que el PP necesita iniciar un proceso de refundación. El ex presidente, como ya dijo después de la moción de censura, ha explicado que el centro derecha español necesita refundarse y que si el PP no lo hace, otros partidos como Ciudadanos capitalizarán electoralmente ese espacio.

"Hay candidatos que dicen que el PP está en peligro de extinción o que los principios se han abandonado en el Gobierno", ha recordado. "Lo que definía al PP se ha difuminado y eso ha provocado el desconcierto de electores, votantes y militantes. Lo que salga en el PP debe servir para refundar el partido y que vuelva a ser una fuerza política útil, de Gobierno y que el centro derecho vuelva a unirse", ha añadido.

En ese sentido, Aznar ha vuelto a ser muy crítico con Mariano Rajoy. El ex presidente ha dicho que entregó un partido que representaba la unidad de todo lo que estaba a la derecha de la izquierda, y que eso ya no existe. "Ese activo que se entregó ya no existe. Alguien deberá responder por ello", ha afirmado. "Mi legado fue un centro derecha unido y tres millones de votos más que ahora".

Mala relación con Rajoy

Sobre su relación personal con Rajoy, Aznar ha dejado entrever que se deterioró muy rápido porque Rajoy dejó de contar con él. "La primera persona que yo recibí el primer día que estuve en el Palacio de la Moncloa se llama Manuel Fraga", ha contado. "Era mi manera de decirle que yo no me olvido porque yo estoy aquí. Eso es lo que hice, cada uno hace lo que parece".

Aznar ha vuelto a evitar hacer autocrítica por los casos de corrupción que, como Gürtel, le costaron la moción de censura al PP. El ex presidente ha dicho que se han podido cometer errores y que quizá fallaron algunos controles, pero que la responsabilidad es de las personas. "Generalizar la corrupción es un error. Hay que acotar las responsabilidades a las personas", ha asegurado. "He podido conocer gente que a mis espaldas ha hecho cosas indebidas, pero yo no era consciente de ello. No me entrometo en la vida de mis colaboradores".

El ex presidente ha sido muy crítico con los primeros pasos del Gobierno de Pedro Sánchez, especialmente en Cataluña. Aznar ha asegurado que hay un golpe de Estado sin resolver, algo insólito en su opinión. "Los golpes de estado triunfan o fracasan, pero no se quedan sin resolver. No se ha desarticulado el golpe de estado. Aznar ha sido muy crítico con la política de Rajoy y Sáenz de Santamaría, a los que sin citarles ha culpado del descalabro del PP en Cataluña. El partido obtuvo cuatro escaños el 21-D.

"Lo que ha pasado debe invitar al partido a la reflexión. ¿Quienes son los responsables de eso? ¿Quienes fueron los responsables de la operación diálogo en Cataluña que era hacer al señor Junqueras, hoy en prisión, presidente de la Generalitat?", se ha preguntado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba