Tráfico de drogas

La Audiencia juzga por homicidio a 4 narcos que propiciaron la muerte de un toxicómano

Los integrantes de la banda no salvaron la vida de un vecino de Gijón pese a que sabían que llevaba en su estómago varios kilos de cocaína, que extrajeron del cuerpo tras descuartizar el cadáver de este hombre que ejercía de 'mula' para rebajar una deuda de 14.000 euros

Sede de la Audiencia Nacional.
Sede de la Audiencia Nacional. Tere García.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional va a juzgar a partir de este lunes a cuatro integrantes de una banda de narcos dominicanos por la muerte de un toxicómano gijonés de 38 años que ejercía de 'mula' de la droga para tratar de pagar una deuda de 14.000 euros que tenía contraída con la organización criminal, según consta en el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Vozpópuli.

Este juicio es novedoso porque se trata de la primera vez que los integrantes de una organización criminal vinculada al tráfico de drogas están acusados, además de por un delito contra la salud pública, por el de homicidio al no socorrer a un hombre que transportaba droga dentro de su cuerpo, y que falleció tras romperse varias cápsulas con cocaína.

El 5 de julio de 2014, el gijonés de 38 años Fernando Bernardo Gómez aseguró a su familia que se iba de vacaciones a Francia. Sin embargo, ese mismo día este toxicómano se desplazó al piso que la banda tenía en la localidad burgalesa de Villadiego, dónde comenzó a tragarse las cápsulas con cocaína, con la intención de viajar en coche a Suiza.

67 cápsulas

Cuando ya tenía dentro de su cuerpo 67 de estas cápsulas, según especifica el escrito de acusación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, "Fernando comenzó a sentirse mal, solicitando la ayuda de Alba Cabrera y de Alexander Méndez", dos de los integrantes de la banda, que no hicieron nada al respecto.

Pese a que esta 'mula' comenzó a "vomitar" y a tener convulsiones, "ninguno de los integrantes de la organización criminal solicitó asistencia médica ni llamó a una ambulancia", especifica el escrito de acusación del fiscal.

Lo único que hicieron estos integrantes de la organización criminal fue llamar al líder de la banda, Heriberto Reyes, "quien tras constatar la gravedad del estado en que se encontraba Fernando, resultado de la más que probable rotura de tres cápsulas, les indicó que se marcharan del inmueble y llamaran a Benjamín Guzmán para comprar agua destilada, guantes y bolsas de basura", completa el ministerio público.

Decapitación

Fernando Bernardo falleció en la vivienda burgalesa, "y con el propósito de recuperar las cápsulas", el cabecilla de la organización abrió el abdomen de la 'mula' para acceder al intestino. Después decapitaron y desmembraron el cuerpo, repartiendo los miembros en diferentes bolsas de plástico que introdujeron en una maleta.

Al día siguiente, Heriberto Reyes inició su viaje a Suiza en su vehículo, en el que transportaba el cadáver desmembrado en una maleta y la cocaína. Y tras pasar la frontera de Irún, Reyes se deshizo de la maleta y de las bolsas con el cuerpo de Fernando en una zona boscosa de la localidad francesa de Tarnes, y continuó su trayecto hasta Suiza.

El 9 de julio Heriberto Reyes fue detenido en la frontera con Suiza, tras lo que fue condenado en 2016 a una pena de 4 años y 6 meses de cárcel.

Al practicarse la autopsia en Francia de los restos de Fernando Bernardo, en el cadáver se localizaron tres cilindros, en concreto dos en el esófago y uno en el colon, con cocaína de las mismas características a los aprehendidos al jefe de la organización criminal en la frontera entre Francia y Suiza.

El Natahoyo

De esta forma, la policía francesa pudo conectar la detención de Heriberto Reyes y el cuerpo del gijonés, a quién la Policía española comenzó a buscar tras presentar la madre de este el 20 de julio de 2014 una denuncia por la desaparición de su hijo en la Comisaría de Policía del barrio gijonés de El Natahoyo.

Esta denuncia, y un amplio tatuaje en el cuerpo de Fernando Bernardo con la cara de su madre, facilitó la identificación del cadáver.

La Fiscalía, que recoge las conclusiones de los informes policiales, constata, además, que el caso del gijonés que actuaba como 'mula' a cambio de pagar una deuda con las personas que le vendían droga, no es excepcional, ya que estas organizaciones criminales se aprovechan de la desesperación de los toxicómanos, como por ejemplo es el caso de Fernando Bernardo, que se ven obligados a poner su vida en peligro para sufragar el consumo de estupefacientes.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba