Corrupción

La Audiencia Nacional investiga en secreto nuevas mordidas de OHL en España

Manuel García-Castellón trata de averiguar si la constructora de Juan Miguel Villar Mir amañó contratos públicos en Andalucía, Extremadura, Canarias y Madrid

El ex presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir
El ex presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir Gtres

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, investiga en una pieza secreta del caso Lezo las presuntas mordidas de la constructora OHL en varios puntos de España, según han confirmado fuentes del caso a Vozpópuli.

Tal y como han adelantado El Independiente y El Confidencial, García-Castellón analiza ya varios contratos de obra pública en Andalucía, Extremadura, Canarias y Madrid, que podrían haber sido amañados previo pago de comisiones ilegales por un valor de unos 40 millones de euros.

Por esta actuación están imputados dos altos directivos de OHL, cuyo principal propietario, Juan Miguel Villar Mir, también está investigado en el caso Lezo por el presunto pago de una mordida de 1,4 millones de euros al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González a cambio de la adjudicación de la construcción de un tren de cercanías entre las localidades madrileñas de Móstoles y Navalcarnero.

Directivos de OHL

El principal sospechoso de concertar los amaños es, según apunta El Confidencial, Felicísimo Ramos, quién habría participado también en la mordida del tren de Navalcarnero. Tanto Ramos como otros directivos de OHL, como por ejemplo Rafael Arturo Martín de Nicolás Cañas, están imputado en la causa Lezo. También han declarado otros altos cargos de la constructora, en este caso como testigos, como es el caso deManuel Crespo Muñoz yAdolfo Enrique Soto Vila.

Precisamente este último, que fue el directivo de OHL en México que firmó la orden de transferir los fondos con destino a Ignacio González, declaró que de "una manera inusual recibió las órdenes de realizar esos pagos directamente desde Madrid, concretamente explica que fue Felicísimo Ramos quien se lo ordenó. Además Adolfo Soto dijo que no obtuvo respuesta cuando trató de recabar justificación que soportase esos pagos en el año 2007-2008", según informó la UCO. 

En octubre pasado, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que se encargan del caso Lezo entregaron al magistrado un documento con las transcripciones de las conversaciones telefónicas de Felicísimo Ramos, cuyo teléfono y ordenador fueron objeto de intervención por orden judicial, al igual que con el directivo Rafael Arturo Martín de Nicolás Cañas.

Directivos de OHL

En su declaración ante los agentes de la UCO, a la que ha tenido acceso Vozpópuli, Felicísimo Ramos explicó que en OHL recibía instrucciones de los directivos Francisco Marín, Rafael Martín de Nicolás, Salvador Linares, Andrés de Panaluce y Juan Osuna.

Ramos completó que recibía encargos de estos directivos porque era una persona de confianza de los directores generales debido al tiempo que llevaba en la compañía. Además aclaró que también podía recibir instrucciones de los presidentes de las diferentes filiales de Huarte o de Obrascón cuando necesitaban sus servicios de colaboración.

También se encargó del seguimiento de un convenio firmado entre Hacienda y Huarte: "Convenio de acreedores y proveedores, seguimiento de avales y fianzas y de obras que construía Huarte", explicó el imputado a los agentes.

A pesar de que en el 2016 ya había salido de la compañía OHL, Felicísimo Ramos aún tenía poderes en algunas de las sociedades y filiales que dependían de Huarte, por lo que acudía a determinadas reuniones, y por tanto seguía obteniendo ingresos del Grupo de Villar Mir.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba