Política

Artur Mas renuncia a la presidencia del PDeCaT por el caso Palau y su calendario judicial

En la rueda de prensa, el expresidente de la Generalitat ha reconocido que el proyecto soberanista no puede seguir avanzando "porque tenemos el 48% de los votos y no podemos imponerlo a los demás".

Mas, a su llegada a la sala de prensa del PDeCAT
Mas, a su llegada a la sala de prensa del PDeCAT efe

Artur Mas abandona su cargo al frente del PDeCAT. Ha trasladado su decisión a Marta Pascal,  coordinadora general de la formación. El escándalo del caso Palau, que sacudió frontalmente a Convergencia, le han forzado a dar este paso, que ocurre en los momentos más agitados de la vida política catalana. Neus Munté, la número dos de la formación, asumiría en forma temporal esa responsabilidad según fuentes de la formación independentista.

Sin embargo, Mas no ha hablado del caso Palau como motivo para su marcha, sino de otros casos judiciales que tiene por delante. Ha argumentado que "el calendario judicial me afecta. Sabéis que he sido procesado, condenado e inhabilitado por el 9-N junto con Quico Homs y otros". Cuando el Tribunal Supremo confirme la condena, ha asegurado Mas, "quedaré inhabilitado para cargos públicos, pero además tengo el proceso del Tribunal de Cuentas donde algunas personas tenemos en riesgo algunas cosas de nuestro patrimonio, especialmente nuestras viviendas habituales".

Pero además, asegura, "hoy mismo he recibido una resolución del TS que me dice que estoy dentro de la causa del 1 de Octubre. Lo que nos parecía inconcebible ha llegado y me llamarán a Madrid para prestar declaración como investigado".

Por otra parte, ha contradicho a su pupilo Puigdemont: "El proyecto de la República Catalana no tiene mayoría de votos. Sí de parlamentarios, pero no de votos". El gerundense sí se considera, sin embargo, presidente legítimo y con mayoría legítima para la secesión.

Sin embargo, Mas ha dicho en inglés que "sabemos que no podemos imponer este proyecto a todo el mundo".

Comunicar a su partido

Mas ha convocado a la cúpula de su formación para comunicar su renuncia, que se produce apenas unos días antes de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña haga pública su sentencia sobre el 'caso Palau', el saqueo de fondos públicos por el que se enriquecieron los dirigentes de esa entidad y, al tiempo, se financió ilegalmente a Convergencia.

Artur Mas ha salido mal parado del proceso, ya que el Fèlix Millet, presidente de la entidad, no ha dudado en reconocer el trasiego de fondos ente el Palau y el partido que fundó Jordi Pujol. El 'caso Palau' puso en evidencia la falsedad de lo que dio en llamarse  'sociedad civil', un mero conglomerado de ilustres apellidos, distinguidas familias y espíritu nacionalista con el único objetivo de sumar fondos a sus cuentas corrientes. 

Declaración de independencia

Desde su salida como presidente de la Generalitat, forzado por la CUP, Artur Mas ha ejercido de jefe de filas del PDeCAT, más a título simbólico que ejecutivo, ya que Carles Puigemontha acaparado todos los órganos de decisión de la formación. Mas participó activamente en la crisis de finales del pasado año, con ocasión del referéndum del 1-O y de la proclamación de la independencia. Siempre ente bambalinas, su postura era contraria a la declaración de la república y en favor de la convocatoria de elecciones. 

Esta renuncia se produce el mismo día en que Carles Mundó, exconsejero de Justicia y número cinco de ERC, ha comunicado su salida de la política activa, en un movimiento sorpresa que ha conmocionado a los republicanos, ya que Mundó apareció en algún momento como posible sucesor de Oriol Junqueras como aspirante a la investidura. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba