Ciudadanos

Arrimadas ve "muy sano" que surjan críticas internas al viraje ideológico de Ciudadanos

La portavoz de la formación naranja asegura que todas las sensibilidades tendrán "voz y voto" en la Asamblea General del fin de semana. Se abre a consensuar una postura común entre aparato y críticos sobre el ideario y los valores que servirán de base en la nueva etapa.

Inés Arrimadas, en su comparecencia de este lunes.
Inés Arrimadas, en su comparecencia de este lunes. EFE

"Lo vemos con normalidad". Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña y desde ayer portavoz nacional del partido, ha restado importancia esta mañana a las críticas de parte de las bases a los cambios que el aparato está impulsando en estrategia, ideario y valores. Son virajes que tomarán forma en la Asamblea General de este fin de semana y que han despertado contestación interna especialmente en la región catalana, donde nació el proyecto naranja. Esos militantes no quieren que se elimine la referencia al socialismo democrático del ideario y defienden que se mantenga un discurso beligerante contra el nacionalismo, postulados que a Ciudadanos le parecen perfectamente aceptables.

"Vemos con mucha normalidad que se puedan presentar enmiendas" a los documentos elaborados, ha subrayado Arrimadas. Todas ellas se debatirán y votarán en el cónclave y "lo que salga de la Asamblea bien estará". Los que proponen alternativas "son compañeros", ha argumentado, y si no hubiera discrepancias e intercambio de pareceres en este proceso "no sería un congreso". Además, ha querido separar las críticas al viraje ideológico de su labor en el Parlamento catalán, aduciendo que no tienen "nada que ver con la gestión del grupo" en dicha Cámara, sino que persiguen matizar los textos "sobre cómo definimos" el rumbo en la etapa que se abre desde ahora. Sobre el discurso antinacionalista, Arrimadas y toda la dirección siempre han mantenido que no ha habido cambio alguno y que siguen siendo la referencia en la lucha contra los planes secesionistas de la Generalitat.

Ciudadanos ha reunido este lunes a su nueva Ejecutiva por primera vez desde que fuera elegida en primarias. La dirección considera "muy sano y muy normal" que no todos los afiliados estén 100% de acuerdo con la línea que se marca y lo ve un síntoma de madurez: "el partido está evolucionando, el partido está creciendo". La cúpula deja abierta la puerta a que los 27 compromisarios que Mejor Unidos obtuvo en Cataluña -el 51% de los que se pusieron en juego, todos ellos favorables a conservar la referencia al socialismo democrático- acaben consensuando una postura común con el oficialismo.

"Es evidente que en la Asamblea hay mecanismos" para articularlo, ha indicado la portavoz del partido al ser preguntada por ello. "No lo voy a decidir yo", ha abundado, sino el conjunto de la organización en un proceso democrático y "abierto" que a su juicio es "motivo de orgullo y de sacar pecho". El hecho de que esta corriente ganara el pulso interno al aparato en Cataluña no indica que la gestión de C's en dicha comunidad esté en cuestión, ha asegurado Arrimadas. Todos los debates han de enmarcarse en el proceso de revisión de "estatutos" y estrategia que se está llevando a cabo, no en el desempeño concreto de los diferentes cargos de la formación. Por último, ha garantizado que la totalidad de las sensibilidades del partido tendrá "voz y voto" en un cónclave nacional que se convoca con tres objetivos: "escuchar, debatir y votar".

Cambio de 'look'

En la nueva etapa que Ciudadanos se propone abrir a partir de ahora se iniciará también un proceso de reparto de protagonismo. La formación ha vivido estos años a la sombra del hiperliderazgo de Albert Rivera, que ya acumula más de una década como presidente. De ahí que se haya ampliado la Ejecutiva y se haya dado más visibilidad a figuras como Arrimadas y José Manuel Villegas. El cambio llega incluso a lo formal, puesto que la sede de Ciudadanos ha amanecido hoy despojada de los cartelones y frases de Rivera que la decoraban. También han desaparecido las citas a Víctor Hugo, Kennedy o Einstein que hasta ahora figuraban en el atrezo.

El partido cambia la decoración de su sede nacional y prescinde de los cartelones de Rivera que hasta ahora figuraban en el atrezo

"Renovarse o morir", ha señalado la portavoz naranja al respecto. En C's no están "preocupados porque Albert Rivera tenga mucho liderazgo" ni ven "malo que sea el líder mejor valorado de España", pero sí creen en una "distribución de funciones" para reflejar un protagonismo coral y que en la formación hay un equipo potente alrededor de Rivera. La nueva Ejecutiva, ha concluido Arrimadas, es un "grupo humano con talento" que sigue el principio de que en el mundo del siglo XXI "si no te mueves, te quedas atrás".

Sobre la participación en las primarias para elegir nueva cúpula, que apenas movilizaron a un tercio del censo, ha apuntado que es un dato "infinitamente" mejor que el de "los partidos que no hacen primarias" y ha destacado que pudieran concurrir al proceso todos los afiliados "de manera absolutamente libre" y sin necesidad de presentar avales. Pero "la realidad es la que es" y el proyecto de Rivera sigue siendo mayoritariamente respaldado por la militancia. Arrimadas también ha aprovechado su primera comparecencia como portavoz nacional de C's para criticar la "obsesión" de la Generalitat con el desafío independentista y ha vaticinado que la estrategia de "referéndum o referéndum" va a acabar en "elecciones o elecciones" en Cataluña.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba