Política

Ábalos reconoce ahora que Delcy Rodríguez pisó Barajas para cambiar de avión

El ministro de Transportes dice que estuvo con la vicepresidenta de Venezuela "25 minutos" y asegura al mismo tiempo que no trató "ningún tema" con ella

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos.
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos. EFE

El ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, ha reconocido este domingo que la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, pisó el suelo del aeropuerto Madrid Barajas para cambiar de avión en su ruta hacia Turquía, tras el encuentro revelado por Vozópuli.

"La Policía determinó dónde podían hacer la escala. Yo no intervine ahí para nada. Lo hizo todo la Policía. Según la legislación, no se toca suelo español en una escala. Eso se hace cuando se pasa el control de frontera", ha dicho este domingo una entrevista en el programa 'El Objetivo', de La Sexta.

La exclusiva publicada por este diario tomó una dimensión internacional, ya que Delcy Rodríguez es una de los 25 altos cargos del régimen de Nicolás Maduro sancionada por la Unión Europea, y no puedepisar ni atravesar el espacio Schengen. Preguntado si España incumplió las sanciones de la UE, Ábalos ha respondido que lo que hizo es "asegurar que se cumplieran". "He prestado, si acaso, un servicio a este país", ha respondido. 

A este respecto, Ábalos ha reiterado que estuvo acompañado por el comisario de Fronteras del aeropuerto, aunque éste "no subió la escalerilla" del aparato. Asimismo, ha señalado que la vicepresidenta venezolana "estuvo en el espacio que la Policía habilitó, donde considera que es frontera". Como relató este medio, la Policía permitió el ingreso de la vicepresidenta de Venezuela aunque se le impuso un férreo control de vigilancia en una sala VIP de Barajas, aunque sin que le sellase el pasaporte ni ningún otro documento.

Ábalos ha indicado que el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, conocía su intención de acudir a Bajaras para recibir a su amigo y ministro venezolano de Turismo Félix Plasencia. Y que fue el titular de Interiorquien le informóde que Rodríguez volaba a bordo del aparato y le pidió que se "asegurase" de que no tenía intención de bajarse. Por eso, una vez que los pilotos decidieron "que tenían que descansar", él sólo trato de trasladar a la dirigente venezolana que no podía pisar suelo español. 

En este sentido, ha detallado que se desplazó hasta barajas en un vehículo privado y que -una vez que la aeronave tomó tierra con algo más de una hora de retraso- subió a la misma y saludó a la dirigente chavista. [Félix Plasencia] "me la presenta. Yo no la conocía... Le digo que la situación era un poco violenta... Encantado, mucho gusto... y como bien sabe, no puede entrar en España", ha detallado sobre la conversación. Asimismo, ha argumentado que él pudo acceder a la pista porque se trata de la Terminal Privada del aeropuerto

Hasta ahora, el Gobierno se había negado a explicar de qué hablaron el titular de Transportes y la vicepresidenta de Venezuela en su encuentro, cuya duración Ábalos estima en unos "25 minutos". En una de sus primeras versiones tras negarlo durante horas, lo limitó a "un saludo forzado por las circunstancias". "En una reunión, uno aborda cualquier tema. Yo no abordé ningún tema. En absoluto. Para abordar algún tema con alguien que no se conoce, hay que llevarlo muy preparado para solventarlo en 25 minutos...", ha ironizado. "No se me ocurre ir de incógnito al aeropuerto de Bajaras (...) Si yo me quiero reunir, no me reúno en España", ha respondido.

Petición de explicaciones

Toda la oposición salió en tromba tras conocer la noticia del encuentro y ha pedido explicaciones a Ábalos e incluso plantean la posibilidad de abrir una comisión de investigación en el Congreso. "No tengo ningún motivo para comparecer ante el Parlamento. (...) Ya veremos si lo hago", ha respondido este domingo tras dar por descartada su dimisión.

El ministro negó la reunión durante varios días, pero se vio obligado a admitirla tras la información publicada por este diario. La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, pasó de puntillas por la polémica a preguntas de la prensa en Marruecos. 

Ante la gravedad de la situación, Ábalos llegó a responder de manera desafiante a un periodista tras un acto de partido. Por su parte, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, evitó las preguntas de los informadores durante su recorrido por la Feria Internacional del Turismo (Fitur), celebrada esta semana en Madrid. 

Y ante los repetidos cambios de versión, las especulaciones sobre el contenido del encuentro se han ido multiplicando. Hasta el punto de que en Podemos temen que el ministro socialista haya querido "contrastar informaciones" sobre las relaciones del partido morado con Venezuela y otros países latinoamericanos.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba