Si estás poniendo tu cocina a punto, seguro que una de las cosas en las que has pensado es si elegir una cocina vitrocerámica o una cocina de gas.

Aunque las dos tienen ventajas, también son diferentes entre sí. Dependerá de lo que busquemos el optar por una u otra, sabiendo que nunca nos vamos a equivocar.

Descubre en qué se diferencian y cuál es la mejor opción para ti.

Vitrocerámica, apta para todo

Si algo bueno encontramos en la cocina vitrocerámica es que son capaces de trabajar con cualquier tipo de recipiente. No importa si este está elaborado con hierro fundido, barro o cobre.

Una vitrocerámica, además, es más sencilla de limpiar que una de gas, lo que la convierte en una de las primeras opciones para los hogares.

Son capaces de aprovechar ese calor residual incluso después de estar apagadas. Sin embargo, es cierto que consumen más energía y tardan más tiempo en calentar que las de fuego.

Cocina de gas, para los puristas

La cocina de gas se considera la más similar al fuego tradicional. Esto la ha convertido, durante varios años, en una de las principales opciones a tener en cuenta entre los más puristas.

Una de sus ventajas es que son rápidas a la hora de transmitir el calor, admitiendo también todo tipo de recipientes. Debemos tener en cuenta que su fuente de energía es una de las más asequibles.

Sin embargo, podemos poner como contra la limpieza, así como del riesgo de escapes en el caso de que seamos algo descuidados. Todo esto debemos tenerlo en cuenta.

Cocina de gas natural Hisense GG633B, alta seguridad

La cocina de gas natural Hisense será una de las opciones a valorar en el caso de que necesitemos aprovecharnos de todas las ventajas que nos ofrece.

En este caso, destaca su encimera con tres zonas de trabajo para poder ir cocinando distintos elementos al mismo tiempo, ahorrando esfuerzo y dinero.

Sus rejillas de hierro fundido son capaces de soportar cualquier tipo de recipiente. Con control mecánico, cuenta con un triple quemador que nos ayuda también en ese ahorro de tiempo.

Llama la atención su elegante color negro, así como la posibilidad de autoencendido integrado en sus mandos. Sin duda, una buena opción para los amantes de la cocina de toda la vida.

COMPRAR

Placa vitrocerámica Hisense E6431CB , con cuatro zonas de trabajo

La placa vitrocerámica Hisense, por su parte, es una de las más elegidas en los hogares gracias a su diseño en negro completo, elegante y minimalista.

Cuenta con cuatro zonas de trabajo, por lo que podremos cocinar varias cosas en el mismo momento. Con una encimera de 60 cm, llama la atención el bloqueo infantil, para librarnos de descuidos.

Una de sus ventajas con respecto a otras vitrocerámicas es su rápido calentamiento, sin importar el tipo de recipiente con el que vayamos a cocinar.

Además, su control táctil reinventa la forma de cocinar haciéndola más intuitiva y rápida. 

Resistente a los arañazos y con terminación biselada, cuenta con varios signos de seguridad, sobre todo, cuando la apagamos y nos indica que aún está caliente.

COMPRAR

Por qué optar por una cocina de gas

Después de conocer las ventajas de la cocina de gas, de forma general, este tipo de elemento se suele usar más en las cocinas de los restaurantes.

Aunque antes su uso estaba extendido a muchos hogares, la cosa ha cambiado. En casa no necesitamos, en muchas ocasiones, tanta potencia, por lo que ya no es la primera opción para familias cada vez menos numerosas.

Sin embargo, si queremos rapidez y ahorro energético, sí debe ser una opción a tener en cuenta. 

Vitrocerámica, una opción interesante para tu hogar

Desde hace tiempo, la cocina vitrocerámica se ha convertido en una de las opciones más interesantes para incluir en el hogar.

En casa preparamos platos mucho más sencillos y que no necesitan demasiada potencia. Por eso, ahora es una de las más elegidas.

Además, cuentan con la ventaja de ser más intuitivas y tienen menos riesgo gracias a diferentes elementos extra de seguridad, como los bloqueos infantiles o los indicadores de calor.

Ventajas e inconvenientes de la cocina de gas natural

Entre las ventajas que encontramos en la cocina de gas natural, tenemos que destacar algunas por las que merece la pena invertir en una de ellas.

  • Buena capacidad para controlar el fuego de forma rápida.
  • Calientan todo tipo de recipientes.
  • El precio del gas es inferior al de la luz.
  • Tardan menos en calentar y el sabor de la comida será más puro, después de haber pasado por el fuego.

Sin embargo, no todo es bueno y también podemos sacar algunos inconvenientes de usar este tipo de elementos.

  • La peor parte es limpiar la cocina de gas, pues cuenta con muchos componentes no del todo accesibles.
  • Mucha suciedad se acumula en sus accesorios, sobre todo, la grasa ennegrecida que se queda pegada a los mismos.

Ventajas e inconvenientes de la cocina vitrocerámica

Al igual que la cocina de gas tiene sus ventajas, también las tiene la cocina vitrocerámica.

  • Cuenta con un gran éxito después de ser la primera alternativa al fuego con electricidad.
  • Se coloca de forma sencilla, tan solo necesitando un enchufe. De ahí el éxito en los hogares.
  • Las casas de obra nueva la empezaron a incluir para ahorrarse la infraestructura del gas, así como las bombonas de butano.
  • Limpiarlas es muy sencillo, usando los productos adecuados.

A pesar de contar con ventajas a tener en cuenta, también debemos pensar en los inconvenientes.

  • Tarda en calentar la comida y el método de cocinado es más lento.
  • Cuando la limpiamos demasiado, se va desgastando.
  • Con el paso del tiempo, puede comenzar a funcionar peor, debido al desgaste y a pequeñas deformaciones en su superficie.

En definitiva, si estamos buscando una cocina vitrocerámica o una cocina de gas, ambas opciones son interesantes. Todo dependerá del tipo de uso que le vayamos a dar y, por supuesto, de nuestros gustos.

¿Ya has decidido por cuál decantarte en tu próxima compra?