Un juez trae de cabeza al Gobierno vasco. O eso parece. El magistrado Luis Ángel Garrido forma parte de la Sala del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que tumbó la decisión del Ejecutivo de Íñigo Urkullu sobre el cierre de la hostelería. A raíz de ese varapalo judicial están viralizándose algunas de las declaraciones como tertuliano de este juez. Una de ella es que "los epidemiólogos son médicos de cabecera con un cursillo".

Primero la Cadena Ser reveló que este magistrado tenía esta frase en su perfil de Whastapp: "No more lockdown" "no más confinamientos"). Y después trascendieron sus palabras en una tertulia de Radio Popular justo el día antes de la decisión del TSJPV sobre el cierre de la hostelería.

Garrido dijo en esa tertulia que "el epidemiólogo es un médico de cabecera que ha hecho un cursillo. O sea, no nos pongamos… No hay doctorado de esto". Asimismo, dejó clara su postura contraria a los confinamientos domiciliarios. "Que te digan: 'Para que el virus se reduzca tiene usted que quedarse en casa, no hablar con nadie, no ir a ningún acto cultural ni hacer nada de nada…'. Eso se le ocurría a la gente en la Edad Media, incluso antes, en los países árabes". .

Justo antes de eso había puesto un ejemplo similar: "Supongamos que en Vizcaya subieran un 2.000% las enfermedades de transmisión sexual. Y llego yo, el gran epidemiólogo de la zona, y digo: 'Muy fácil. Estén ustedes dos años sin relaciones sexuales y bajará la curva. Hombre, para decir eso no añado ningún valor a mi trabajo. Mi trabajo prácticamente es cero".

La polémica ha llegado a tal punto que este miércoles el propio juez hablaba con un programa de EITB para matizar en alguna medida sus palabras.