País Vasco

El País Vasco y Galicia aplazan las elecciones sin fecha por la crisis del coronavirus

El lehendakari se reúne con todos los partidos y acuerdan posponer los comicios, que se celebrarán "una vez levantada la declaración de emergencia sanitaria y el estado de alarma, el primer domingo que sea posible"

Íñigo Urkullu el pasado sábado durante la reunión del consejo asesor.
Íñigo Urkullu el pasado sábado durante la reunión del consejo asesor. EFE

Estaba cantado. El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha acordado con todos los partidos de la oposición aplazar las elecciones vascas hasta que escampe la crisis del coronavirus. La fórmula legal elegida para este aplazamiento sin precedentes no incluye una fecha fija, sino que depende de lo que ocurra en las próximas semanas.

A esta decisión ha seguido la del Gobierno gallego junto a la oposición, que han coincidido, asimismo, en aplazar también sus elecciones del 5 de abril a una fecha indefinida. Así, la crisis del coronavirus se lleva por delante las dos convocatorias electorales que ambos presidentes autonómicos adelantaron. 

En el caso del País Vasco, los comicios autonómicos, convocados para el 5 de abril y ahora aplazados, se celebrarán "una vez levantada la declaración de emergencia sanitaria y el estado de alarma, el primer domingo que sea posible", según el texto pactado por todas las fuerzas políticas y que adelanta El Correo.

En ese mismo texto los partidos señalan que, en el actual contexto de estado de alerta y emergencia sanitaria provocado por la pandemia del Covid-19, los comicios no pueden celebrarse "con las debidas garantías, tanto para la salud pública como para el ejercicio del derecho de sufragio".

Urkullu cede 

La decisión se veía venir. Y nadie contemplaba otra posibilidad desde el pasado fin de semana. La crisis del coronavirus, con la declaración de emergencia sanitaria en Euskadi y, sobre todo, con la declaración del estado de alarma en toda España, hacía casi inviable que la campaña electoral se desarrollase en circunstancias normales

Varios partidos pidieron la suspensión la pasada semana. Pero el lehendakari se resistía a tomar una medida sin precedente conocido en España. Una vez que Urkullu declaró el estado de emergencia sanitaria y convocó a todos los partidos para este lunes, ya se daba por hecho que la decisión sería aplazar los comicios. Las principales dudas estribaban (y aún estriban) en la fórmula legal que pueda utilizarse para algo así

Una fórmula jurídica sin precedentes

La legislación no prevé un aplazamiento electoral como este. Según varias fuentes consultadas, la vía elegida es que el Gobierno vasco dictará un decreto que después será avalado por la comisión permanente del Parlamento vasco. Así, sigue vigente la convocatoria pero sin una fecha definitiva, de manera que se mantendrá el mismo censo y los miembros de las mesas electorales que ya se han sorteado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba