El PNV ya tiene en su curriculum un grave caso de corrupción. Este martes se conoce la condena por el escándalo más grande en la historia del País Vasco. El cabecilla de la trama, Alfredo de Miguel, número dos del PNV alavés durante años, ha sido condenado a un total de 9 años de cárcel por varios delitos de corrupción. 

El caso de Miguel es tan célebre en Euskadi como ignorado en el resto de España. Hay varios libros publicados que lo explican al detalle, como El Padrino: anatomía del caso de Miguel, del periodista Iker Rioja. Lo que juzgó y por fin ha sentenciado la Audiencia Provincial de Álava es una trama corrupta que habría liderado Alfredo de Miguel, número dos del PNV alavés durante años y ahora ya fuera del partido. 

La letra pequeña del caso

Presuntamente, De Miguel habría creado una red corrupta dedicada a cobrar comisiones y a obtener contratos públicos de forma ilegal. El epicentro de la trama sería la empresa Kataia Consulting, creada ad hoc por De Miguel y junto a otros dos dirigentes del PNV igualmente encausados, Aitor Tellería y Koldo Ochandiano. Los tres pusieron la compañía al nombre de sus respectivas esposas.

En el juicio, celebrado hace un año, se sentaron en el banquillo 26 acusados y por la vista oral pasaron 113 testigos. Las penas solicitadas por la Fiscalía oscilan entre los 29 años pedidos para el propio De Miguel y sus dos socios principales y las condenas casi simbólicas para otros intervinientes en esta trama.