País Vasco

'Akelarre', una mirada feminista sobre la caza de brujas del País Vasco en el siglo XVII

Imagen del rodaje de 'Akelarre', ambientada en el siglo XVI.
Imagen del rodaje de 'Akelarre', ambientada en el siglo XVI. David Herranz

Cuando se topó con el libro 'Tratado de Malos Ángeles y Demonios', el director de cine argentino Pablo Agüero tal vez no imaginó que acabaría rodando una película sobre esa lectura acerca de una caza de brujas acontecida en el siglo XVI en el País Vasco. Pero la realidad, que a veces supera a la imaginación, es que 'Akelarre' es una realidad que se ha grabado durante siete semanas en el País Vasco, Navarra y el sur de Francia.  

En la citada obra, Pierre de Lancre, juez del Parlamento de Burdeos, narra unos hechos a los que se refiere como “un viaje al corazón de las tinieblas”. Se trata del juicio por brujería a unas muchachas que tuvo lugar en Euskadi en 1609. Un juez inquisidor las interroga para que expongan qué saben sobre el akelarre, ceremonia mágica en la que el Diablo inicia a sus servidoras y se aparea con ellas. Actualidad, injusticia y feminismo se entrelazan en la mirada del director a estos hechos luctuosos. 

Tres millones de euros y parte del equipo de 'Handia'

La película es una coproducción independiente hispano-argentino-francesa con la participación de Sorgin Films A.I.E. (formada por las productoras Kowalski Films, Lamia y Gariza), Tita Productions y La Fidèle. El presupuesto es de tres millones de euros. Y el rodaje duró siete semanas. Al citado Pablo Agüero, premiado en Cannes en 2006 por un corto, le acompañan entre otros el director de Fotografía Javier Agirre y el director de Arte Mikel Serrano (ambos premiados con en los Goya por “Handia” en 2018). 

Koldo Zuazua, de Kowalski Films, productora artífice de títulos como 'Ocho apellidos vascos' o 'Handia', explica a Vozpópuli que "el equipo, tanto técnico como artístico, representaba los porcentajes de la coproducción" y expone que el rodaje fue "particular" teniendo en cuenta que "entre el 35 o el 40% de la película es en euskera"

Al ser una película de época, hubo que buscar a extras peculiares y hasta un tanto éxoticos, "pero por suerte aquí todavía hay mucha gente que parece de época", comenta Zuazua entre risas, para después añadir, ya más serio, que la película cuenta con "una puesta en escena naturalista que muestra la dicotomía entre la oscuridad que envuelve a los inquisidores y la luminosidad de las chicas acusadas de brujería". 

"No es militante"

Además, Zuazua expone que "no es una película militante" desde el punto de vista feminista, sino "un drama histórico con tintes naífs donde un grupo de mujeres son detenidas por brujería". Admite que este tema ya se ha tratado mucho, pero aporta que "lo novedoso es que el punto de vista está en ellas y no en otros personajes, porque el punto de vista en las películas sobre este tema solía estar en los inquisidores".  

Otra de las curiosidades de la cinta es que las intérpretes que se ocupan de los personajes femeninos, los claves, son casi desconocidas y muy jóvenes. La única que sonará a los espectadores es Amaia Aberasturi, a la que acompañan cinco actrices elegidas entre más de 800 candidatas durante casi un año de casting. El personaje del juez recae en el actor Álex Brendemühl. 

'Akelarre' llegará a los cines en 2020. Con casi toda seguridad, se estrenará en algún festival de renombre. Y parece que dará mucho que hablar por sus paralelismos con la actualidad. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba