Miguel Ángel Aguilarvozpopuli autores
Miguel Ángel Aguilar

Opinión

Diez pruebas de la goleada lingüística ‘indepe’

Goleada lingüística del independentismo al Gobierno con la imposición de conceptos básicos como el del conflicto político y al haber mantenido su credo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el presidente de la Generalitat, Quim Torra.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el presidente de la Generalitat, Quim Torra. EFE

Cabe imaginar que las tres horas de la reunión celebrada en Moncloa entre delegaciones del Gobierno y de la Generalitat se habrán consumido íntegras en la redacción del Comunicado conjunto que diera cuenta al público de lo sucedido de puertas adentro. Ese es el texto que conviene analizar en detalle si queremos burlar las manipulaciones intentadas por los respectivos portavoces. Primero, debe atenderse a la coherencia gramatical para lo cual ayuda atender, por ejemplo, al uso los tiempos verbales. Veamos. 

  1. En el inicio el comunicado opta por escribir se ha constituido, una forma que combina el pretérito perfecto con el uso del pronombre impersonal se, del que podría inferirse que la mesa hubiera surgido por generación espontánea o como decíamos in illo tempore hubiera sido autoconvocada. Lo cual denota la preferencia por rehuir la asunción explícita de responsabilidad que hubiera supuesto el uso de la primera persona del plural y el alejamiento de la contundencia que habría añadido una expresión como hemos constituido. 
  2. Todavía el primer párrafo elige el pluscuamperfecto para decir de la mesa que ha estado liderada por los presidentes, cuando sin duda habría sido más terso el pretérito decir que han liderado los presidentes
  3. Al llegar aquí, el texto da un giro brusco hacia el presente de indicativo y señala, sin más, que "Los integrantes son…" para incluir a continuación la nómina de las alineaciones contendientes. Pero sin etiquetar a sus componentes con la mención esclarecedora del cargo que a cada uno correspondía y habilitaba para sentarse a la mesa. Omisión cargada de sentido porque, en caso contrario, habría quedado patente la falta de simetría o, si se prefiere, de homologación que presentaban quienes iban a estar sentados frente a frente, a uno y otro lado de la mesa.  
  4. La redacción del segundo párrafo vuelve al pretérito perfecto al decir "Esta primera reunión ha servido para…" y aquí declara el para qué: "Sentar las bases del diálogo". De modo que proseguir la enumeración de esos para qué con otros infinitivos hubiera conducido a sentar las bases del diálogo, abordar algunos aspectos metodológicos y constatar la naturaleza política del conflicto. Pero quienquiera que haya sido el escriba se ha dejado vencer por el vértigo del gerundio y ha terminado por establecer una conexión causal ilegítima entre la acción de abordar algunos aspectos metodológicos y el efecto de sentar las bases del diálogo.
  5. A continuación de haber calificado de política la naturaleza del conflicto, valiéndose de la conjunción copulativa y nos llevan a leer que este requiere de una solución política. Claro que la falta de acento en el vocablo este le impide funcionar como pronombre demostrativo que sustituya a conflicto de esa determinada clase política. 
  6. El redactado, que diría un catalán autóctono, continúa así: en este sentido, ambas delegaciones coinciden en que la mesa de gobiernos es un instrumento para vehicular una solución… Pero imposible averiguar qué sentido sea ese donde vienen a coincidir ambas delegaciones a propósito de la mesa de gobiernos a la que consideran instrumento para vehicular una solución.
  7. Tampoco sabemos por qué la que empiezan llamando mesa bilateral de diálogo pasa a ser denominada mesa de gobiernos, ni qué virtudes añadidas le adornan, de manera que pasa a ser un instrumento para vehicular una solución. La sospecha crece sobre el significado de la expresión instrumento para vehicular, a menos que se trate de una forma ampulosa de referirse a un vehículo. 
  8. Agradezcamos, eso sí, a ambas delegaciones se hayan emplazado a continuar trabajando para “impulsar el diálogo, la negociación y el acuerdo”, según expresión redundante, empleada en la primera línea del comunicado conjunto y vacía de contenido, porque invertida nos llevaría al absurdo de decir que continuarían trabajando para bloquear el diálogo, la negociación y el acuerdo.
  9. Se entiende también que las dos delegaciones valoren el propósito de reunirse de mes en mes, alternativamente en Madrid y en Barcelona, y que habiliten un grupo de trabajo mixto al que presidentes y vicepresidentes se incorporarán cuando hayan de ratificarse acuerdos. 
  10. La última línea del comunicado conjunto reza que "Cualquier acuerdo que se adopte en el seno de la mesa se formulará en el marco de la seguridad jurídica". Su intención es aportar una garantía pero consigue transmitir lo contrario porque, evaporada la Constitución, ninguna garantía tiene validez. Si quienes prometieron guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado prescinden de referirse a ella, calculen ustedes mismos. 

Goleada lingüística 'indepe'

En resumen, goleada lingüística indepe que impone conceptos básicos como el de conflicto político y mantiene su credo, mientras los actuales monclovitas siguen aferrados al yo pecador para desagraviar a sus huéspedes que en cualquier momento reclamarán indemnizaciones por las penalidades sufridas. Sólo queda, por último, manifestar extrañeza por la ausencia de la Guardia Civil en uniforme de gala a la puerta del edificio del complejo de La Moncloa que les albergó. ¿Pidió Torra que se la quitaran de la vista o alguien se le adelantó?

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba