Miguel Albavozpopuli autores
Miguel Alba

Grupo Zed Sobre presiones y la demanda de Pérez Dolset a Vozpópuli un día antes de su detención

Javier Pérez Dolset
Javier Pérez Dolset EFE

Es un axioma del periodismo. Pegada a una buena historia, siempre aparece esa trastienda, convertida muchas veces en cloaca, de presiones, mensajes y avisos de terceros hacia el mensajero. El serial de informaciones publicadas por Alberto Ortín en Vozpópuli, sobre la situación financiera del Grupo Zed y los movimientos efectuados por la familia Pérez Dolset, no han sido, desde luego, la excepción. Diecisiete capítulos, iniciados a principios de noviembre pasado, salpicados por todo tipo de mensajes con el único objetivo de que este medio cesase la publicación de las informaciones alrededor del grupo Zed. Informaciones que desembocaron el pasado jueves en la detención de Javier Pérez Dolset en el marco de la Operación Hanta, lanzada por la UDEF, y dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia, el magistrado Manuel García Castellón, y la Fiscalía Anticorrupción. La operación investiga un millonario fraude de subvenciones en el Ministerio de Industria relacionado con el grupo tecnológico Zed.

Diecisiete capítulos, publicados por Vozpópuli, salpicados por todo tipo de mensajes con el único objetivo de que este medio cesase la publicación de las informaciones alrededor del grupo Zed

Una día antes de la detención de Javier Pérez Dolset, desde el viernes en prisión sin fianza por riesgo de fuga y destrucción de pruebas, este medio y su redactor Alberto Ortín recibieron una demanda de Javier Pérez Dolset por presunta “existencia de intromisión ilegítima en el derecho al honor” del señor Pérez Dolset. De acuerdo a la demanda presentada, Vozpópuli ha llevado a cabo una “campaña de acoso y derribo” hacia Javier Pérez Dolset y su gestión sobre el grupo Zed. Siendo “el culmen” de dicha “campaña”, un artículo publicado el 5 de febrero titulado Pérez Dolset se asignó una retribución de 2,1 millones cuando Zed perdió 45 millones. En opinión del demandante, “sin lugar a la más mínima duda”, esta información no es veraz sino que “falta a la verdad de una manera clamorosa”. A su juicio, hay dos datos que avalan su argumentación. En primer lugar, Pérez Dolset no se asignó nada, fue la junta de accionistas la que lo aprobó. Y porque, asegura, la retribución no se hizo efectiva.

Vayamos por partes.

El grupo Zed, y su presidente, Javier Pérez Dolset, es una compañía de sobra conocida en España. A Pérez Dolset se le atribuye parte del éxito del videojuego Commandos y de la película de animación Planet 51. Entre sus accionistas y socios han figurado grandes compañías españolas, como Santander, el grupo Planeta o Torreal, la sociedad inversora de Juan Abelló. Pérez Dolset está acostumbrado a dar entrevistas o participar en actos públicos, conferencias o debates.

La publicación de las informaciones de Vozpópuli están justificadas por la relevancia de Zed y el señor Pérez Dolset. Más aún cuando las informaciones publicadas han puesto en evidencia el enfrentamiento total entre la familia Pérez Dolset y Grupo Planeta, y han comprobado que la situación de la empresa es crítica, declarándose en concurso de acreedores. En ese contexto, hay operaciones sobre las que el resto de accionistas solicita información adicional y no se ofrece por parte de la familia Pérez Dolset. Una compañía tan conocida como Zed no contaba con cuentas actualizadas.

En cuanto a la información publicada por Vozpópuli, el pasado día 5 de febrero, objeto de la demanda.  

El demandante  niega que se asignara la retribución comentada diciendo que fue la junta de accionistas la que aprobó dicho pago. Dicho órgano de gobierno estaba totalmente controlada por Pérez Dolset porque poseía la mayoría del capital de la empresa. Ante esa situación, resultaba altamente improbable que lo que se proponía aprobar en junta no fuera corroborado. Como así sucedió. La demanda añade que Pérez Dolset no llegó a cobrar dicha cantidad. Y asegura que “el esfuerzo de comprobación de la veracidad por parte de Alberto Ortín y Vozpópuli brilla por su ausencia”.

Una compañía tan conocida como Zed no contaba con cuentas actualizadas

La información, en todo caso, lo que destaca es el hecho de que en un año en el que la empresa perdió 45 millones de euros, se aprobó entregar al señor Pérez Dolset un millón de acciones. El demandado dice que en las cuentas de Zed de 2014, de donde Vozpópuli extrajo dicha información, se añade que sobre la retribución comentada, “el consejo de administración no ha tomado una decisión sobre el destino final de las acciones propias antes indicadas”. Por lo que afirma que la información publicada muestra que “no hubo ni el más mínimo atisbo de investigación para comprobar la veracidad de dicha afirmación, o si la hubo, fue efectuada de manera negligente o interesada”. Este medio acudió a diferentes fuentes para contrastar este dato ante la falta de información oficial en las cuentas de Zed Worldwide de 2015. Estas fuentes tampoco pudieron contrastar este dato.

El primer informe de la administración concursal elaborado sobre la insolvencia de Zed Worldwide, se refiere también a dicha retribución. Y no entra tampoco en la cuestión de si se cobró o no. Lo que dice el informe concursal, al que ha accedido Vozpópuli, es lo siguiente: “De la revisión de las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2014, se observa en la Nota 9. Patrimonio Neto y Fondos Propios, la aprobación por parte de la Junta General de retribuir con 750.000,00 euros y un 1.000.000,00 de acciones procedentes de la autocartera al consejero delegado de la sociedad. Se ha de manifestar que la norma mercantil establece, como imperativo, que la retribución de los administradores ha de fijarse en estatutos, debiendo precisarse el sistema de tal retribución. Al tratarse de una sociedad anónima, dicha retribución sólo puede detraerse de los beneficios líquidos después de estar cubiertas las atenciones de la reserva legal y de la estatutaria, y de haberse reconocido a los accionistas un dividendo del 4% del valor nominal de las acciones o el tipo más alto que los estatutos hayan establecido. Esta Administración Concursal considera que no se dan los requisitos para proceder a dicha retribución”.

Como admite el demandante, si finalmente no lo cobró fue porque otros accionistas del grupo, Planeta, acudió a un juzgado para impugnar la junta celebrada en 2014 en la que se aprobó la retribución a Pérez Dolset.

Si finalmente no cobró fue porque otros accionistas del grupo, Planeta, acudió a un juzgado para impugnar la junta celebrada en 2014

En cuanto a la crítica de Pérez Dolset sobre la falta de diligencia de este medio, ha acudido a todas las fuentes posibles. Accionistas españoles de Zed, abogados de Rusia, de Holanda, de España, además de todo tipo de fuentes oficiales, como la información del Registro Mercantil o fuentes judiciales. Desde septiembre de 2016, Alberto Ortín viene intentado contrastar todas estas informaciones con el departamento del grupo Zed mediante llamadas telefónicas, emails y conversaciones de whatsapp. En este sentido, la ayuda prestada por el departamento de comunicación del grupo Zed ha sido más bien escasa y con evidentes sesgos en sus respuestas. Así, el pasado 9 de marzo de 2017, Ortín preguntó a Zed sobre las subvenciones recibidas por el grupo. La respuesta oficial recibida por escrito fue la siguiente: “No he recibido nada (de información) sobre subvenciones y tenemos interés en conocer tu línea de trabajo”.

El hecho de que el 29 de junio fuera detenido Javier Pérez Dolset por supuesto delito de subvenciones confiere todo el valor a las informaciones publicadas por Vozpópuli, a pesar de las presiones recibidas.

@miguelalbacar

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba