La crisis que estamos viviendo nos está recordando y/o enseñando unas cuantas cosas, como que la salud es lo primero, que hay que invertir en investigación, el impacto brutal de la “brecha digital” en la distribución de renta y en el bienestar que nuestra sociedad puede ofrecer, etc.  Una de ellas, tal vez de las más sorprendentes, es que, en ciertas actividades, es viable trabajar de forma remota en una medida mucho mayor de lo que creíamos.  Esta constatación nos sitúa frente a una necesidad ética y económica: la viabilidad de una empresa depende de la preparación y el cuidado de sus recursos humanos, las personas, a pesar de toda la tecnología, siguen siendo lo primero, y esto nos obliga a invertir en Responsabilidad Social Corporativa (RSC) y en “ética empresarial”.

Actualmente, la calidad de los productos es un elemento que todo consumidor da por hecho, por lo que a la hora de elegir entre las diferentes empresas que ofrecen un mismo producto, entran en juego muchos otros factores como pueden ser la reputación empresarial de la empresa y su compromiso social.

Por ello, los planes de igualdad junto con otras medidas de RSC pueden verse como una nueva oportunidad para que las empresas se posicionen de manera clara como empresas socialmente responsables y comprometidas.

La crisis del coronavirus nos está obligando a ser resilientes, y las empresas están encontrando que la estrategia empresarial a corto plazo debe dotarse de un claro “enfoque humano”.  Hoy más que nunca estamos aprendiendo que la igualdad, la diversidad, la inclusión, la conciliación, el teletrabajo, la digitalización y la sostenibilidad son factores que toda empresa debe cuidar en su estrategia empresarial.

Por ejemplo, en materia de igualdad, observamos recientemente avances importantes. 

El RD 901/2020 de 13 de Octubre sobre planes de igualdad y su registro complementa un marco normativo ya fijado en 2019 por el RDL 6/2019 con el objeto de garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación.

El plan de igualdad pasa a convertirse por tanto en un elemento clave para la empresa, y pone de nuevo el foco en la figura del Compliance Officer y el Director de RSC, dado que tiene impacto en los diferentes procesos y políticas de la empresa en materia de selección y contratación, promoción profesional, estructuras salariales, corresponsabilidad de los derechos de la vida personal, familiar y laboral, entre otros.

En este sentido, también podemos observar cómo cada vez más empresas españolas deciden formar parte del índice de igualdad de género de Bloomberg, “Bloomberg Gender-Equality Index (GEI)”, índice que aporta transparencia sobre las prácticas y políticas relacionadas con la igualdad de género y la diversidad de las empresas cotizadas, aumentando la calidad de la información sobre criterios ambientales, sociales y de RSC disponible para los mercados de capitales y que permite a los inversores evaluar el desempeño de las diferentes compañías de manera comparable.

El GEI de Bloomberg mide la igualdad de género a través de cinco pilares: liderazgo femenino y canalización del talento, igualdad salarial y equidad de género, cultura inclusiva, políticas contra el acoso sexual y marca favorable a las mujeres.

La evaluación para 2021 ha incluido 380 compañías de 44 países y pertenecientes a 11 sectores distintos, entre las que se encuentran empresas como Mapfre, Indra, Siemens Gamesa, Inditex, Enagás, Repsol, Grifols, CaixaBank, BBVA, Banco Santander, Bankia, NH Hoteles, Telefónica, Grupo Red Eléctrica, Endesa, Ferrovial e Iberdrola.

Por tanto, tras todas las lecciones aprendidas en 2020, parece que 2021 va a ser un año en el que las empresas tendrán que seguir aprendiendo, entre otras cosas, que su éxito empresarial irá ligado en una medida importante a la revitalización de sus políticas de RSC y a la reorientación de sus estrategias hacia la igualdad, la diversidad, la inclusión, la conciliación, el teletrabajo, la digitalización y la sostenibilidad.

Juan J. Valderas es Managing Director de Alvarez & Marsal