Casado busca su sitio.
Casado busca su sitio.

ANÁLISIS

El milagro con el que sueña Casado

Hay una opción de Gobierno que no necesita de la participación del PP y que evitaría el chantaje de los independentistas. ¿La contemplará Sánchez o es sólo una quimera?

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, tiene ante sí una complicada disyuntiva: o se echa en los brazos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para evitar el pacto con Podemos y los independentistas o puede acabar pasando a la historia como el hombre que pudo evitar y no quiso el desmontaje del régimen del 78, que en el fondo es lo que une a todos los integrantes de ese posible Ejecutivo Frankenstein II.

¿Salvar España o salvar el PP? Así podría resumirse también esa disyuntiva, según la cual la primera opción, la de apoyar a Sánchez, facilitaría la gobernabilidad, pero comprometería las opciones de futuro de los populares por la amenaza de Vox. Por el contrario, la segunda opción, la de dejar que se forme un Gobierno variopinto, daría a Casado muchas más opciones de futuro... siempre que quede algo en pie de España cuando se celebren las siguientes elecciones.

En la sede central del PP se insiste en que Sánchez tiene más opciones aparte de poder gobernar con los populares o con los independentistas

Sin embargo, en la sede central del PP, situada en la madrileña calle de Génova, las cosas no se ven tan restringidas. En vez de dos opciones, hay quien incluso ve hasta cinco. Y en particular hay una que es con la que sueña Casado y que evitaría tanto la participación del PP como el concurso de las fuerzas independentistas.

Podríamos llamarla opción 172, pues esos son los votos que obtendría el candidato Sánchez en una hipotética sesión de investidura. ¿Y quién estaría ahí? Obviamente, los 120 diputados del PSOE y los 35 de Podemos, pero también los 10 de Ciudadanos, los 3 de Íñigo Errejón, los 2 de Coalición Canaria y los diputados del partido de Miguel Ángel Revilla y de Teruel Existe. Es decir, sería un bloque integrado por todas las fuerzas progresistas de carácter nacional, Cs y los nacionalistas/regionalistas más moderados.

Para que esa opción pudiera salir adelante se necesitaría, eso sí, que los seis diputados del Partido Nacionalista Vasco y los dos de Navarra Suma se abstuvieran. En el lado del no, como es natural, quedarían el PP, Vox y todos los 'enemigos' declarados de España: Esquerra Republicana (ERC), CUP, BNG, Bildu y JxCat. La primera votación fracasaría al no alcanzarse la mayoría absoluta, pero en la segunda habría más síes que noes: 172 votos a favor, 170 en contra y 8 abstenciones.

La clave, Ciudadanos

¿Es posible semejante combinación, que sacaría a España del bloqueo sin dejar la gobernabilidad en manos de ERC y sin comprometer el papel del PP? Con los números en la mano, por supuesto. Pero, hasta la semana pasada, esa opción parecía simplemente una quimera. Sin embargo, una información publicada por Vozpópuli este sábado, y firmada por los periodistas Jorge Sáinz y Antonio Rodríguez, ha desatado todo tipo de rumores durante el fin de semana.

Según esa información, Ciudadanos tiene previsto hacer una oferta "irrechazable" al presidente del Gobierno. Ese "irrechazable" sólo puede ser interpretado en un sentido: ofrecerán sus diez diputados para evitar el chantaje de los independentistas... y queda por ver si, a cambio de ello, los naranjas al menos pedirán/exigirán que Pablo Iglesias no se siente en el Consejo de Ministros.

De producirse todo ello, el PP saldría vivo de la encrucijada y Sánchez vería aliviada enormemente su situación. Y hasta con un poco de suerte él y millones de españoles podrían volver a conciliar el sueño.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba