Miquel Giménezvozpopuli autores
Miquel Giménez

Opinión

¿Contra quién se está armando Marruecos?

Altos mandos de Defensa y del CNI muestran su inquietud ante la escalada de compras de material bélico por parte de nuestro vecino

El Rey Felipe VI y el el Rey Mohamed VI
El Rey Felipe VI y el el Rey Mohamed VI Europa Press

La tradicional amistad entre España y el mundo árabe no parece inspirar mucha confianza en Rabat. Los hechos demuestran que el reino alauita y los Estados Unidos, otro de nuestros grandes “amigos”, firmaron el pasado dos de octubre un acuerdo que contempla la adquisición por parte de Marruecos del avión F-35, un caza de quinta generación considerado como uno de los mejores del mundo – y más caros – que posee una singularidad notable: es invisible al radar.

Que Marruecos es un cliente preferente para los norteamericanos en compras en armamento no es noticia. De hecho, es el mejor cliente de Oriente Medio y norte de África. Solo en 2019 compró por valor de más de diez mil millones de dólares. He aquí una muestra de sus adquisiciones: cazas F-16, helicópteros clase Apache, doscientos carros de combate tipo Abrams, vehículos blindados Cougar 6x6 o misiles tierra-aire de largo alance MIM-104 Patriot, estos últimos únicos en toda África.

No se limita a esto lo que Rabat tiene previsto comprarles a los yanquis. Recibirán también los terriblemente eficaces misiles aire-aire AMRAAM, que lleva aparejados misiles de entrenamiento cautivos, secciones de guía, sistema de telemetría y repuestos, más el hardware preciso para la ingeniería de su producción. Pero no queriendo poner todos los huevos en la misma cesta, los militares marroquís se han dirigido también a Francia, que les ha vendido treinta obuses Nexter de 155 milímetros 6x6, autopropulsados. La versatilidad de estos es notabilísima y el alcance de impacto se cifra en cuarenta kilómetros. Con unos cuantos camiones ARQUUS como soporte, dispondrían de una defensa costera móvil en caso de un hipotético desembarco; con los nuevos cazas podrían atacar objetivos estratégicos sin ser interceptados al ser invisibles al radar; con los blindados y carros, dominarían en breve espacio tiempo cualquier territorio propio o externo; con los misiles patriots de alcance efectivo de 160 kilómetros, que pueden llegar hasta los 300 si pertenecen a la categoría PAC-3 que tiene motores mejorados, se puede atacar Fuerteventura, por ejemplo, desde Tarfaya, a solo sesenta millas marítimas (menos de cien kilómetros) de la isla o a Cádiz, distante de Tánger a 97,6 kilómetros. Excuso hablar de las plazas de soberanía de Ceuta y Melilla. Todo esto hipotéticamente hablando, claro está. Insistimos en la célebre amistad y bla bla bla.

Es un despliegue de medios notable, máxime si tenemos en cuenta que la única amenaza que tiene Marruecos en la actualidad son los saharauis, que, al momento presente, ni disponen de misiles ni de carros blindados

Es, desde luego, un despliegue de medios notable, máxime si tenemos en cuenta que la única amenaza que tiene Marruecos en la actualidad son los saharauis que, al momento presente, ni disponen de misiles ni de carros blindados ni mucho menos de cazas invisibles al radar. Cabe preguntarse, pues, ¿contra qué enemigo se está armando hasta los dientes Marruecos? ¿A qué se debe esa pulsión compradora de armamento de ultimísima generación, armamento del que nosotros carecemos en buena medida? ¿Está relacionado con la invasión de pateras en Canarias? ¿Tendrá que ver el expansionismo marroquí que, dejando a un lado patrioterismos, está sumamente interesado en el enorme yacimiento de telurio, un metal escasísimo e imprescindible en la fabricación de paneles solares, descubierto a doscientas cincuenta millas al suroeste de la isla de El Hierro?

Se calcula que pueden existir bajo las aguas atlánticas casi tres mil toneladas de dicho material, la duodécima parte de todo el consumo mundial. Tiene, además, la singularidad de poseer una concentración cincuenta mil veces mayor que el telurio encontrado en tierra firme. España tiene presentada ante la ONU una solicitud para extender su jurisdicción hasta ese yacimiento, sin respuesta. No es preciso señalar que los óxidos de ferromanganeso depositados en la profundidad de los mares son estratégicamente fundamentales en el proceso de fabricación de todo lo que tenga que ver con la más alta tecnología.

Y hasta aquí. Respondan ustedes a la pregunta que encabeza este artículo: ¿contra quién se está armando Marruecos? Y añadan esta otra: ¿por qué le están armando EEUU y Francia?

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba