Rubén Arranzvozpopuli autores
Rubén Arranz

El dardo de Arranz

¿Qué necesidad había de dulcificar el luto en RTVE?

Tiene que ver con el intento de arrojar almíbar sobre el país para hacer ver a sus ciudadanos que sus sinsabores son fruto de su propia percepción, no de la realidad

Imagen de La 1 con el lazo negro con forma de corazón
Imagen de La 1 con el lazo negro con forma de corazón RTVE

En la Televisión Española de nuestros días, alguien tuvo la brillante idea de 'dulcificar' el luto por las víctimas del coronavirus. Concluyó, entonces, que la mejor forma de hacerlo era modificar el diseño del lazo negro que se emplea en estos casos para dibujar un corazón en su parte superior.

El detalle podría resultar conmovedor, pero no lo es, pues hay quien se ha empeñado en quitar hierro a esta crisis para transmitir la idea de que es menos grave de lo que parece. Podrán discutirse los errores del Gobierno y el atino o el desatino de la oposición; sin embargo, hay un dato incuestionable, y es que el país arrastra la pesada losa de 30.000 muertos -que son en realidad algunos miles más- y, mermado en fuerzas y en moral, ha encontrado en su camino una recesión económica que generará un sufrimiento aún insondable.

Defendió Rosa María Mateo la independencia de RTVE el martes y el jueves en el Senado; y lo hizo en la misma semana en la que el Gobierno lanzaba una campaña publicitaria que se titulaba “Salimos más fuertes”. A las pocas horas, los cerebros pensantes de la Dirección de la televisión pública decidían rendir homenaje a las víctimas con un lazo en forma de corazón.

El nexo entre ambos eslóganes es evidente. Tiene que ver con el intento de arrojar almíbar sobre el país para hacer ver a sus ciudadanos que sus sinsabores son fruto de su propia percepción, no de la realidad. Es una forma siniestra de negar la evidencia y, en el fondo, de derivar culpas. Si usted está mal es porque quiere, pues todo va bien.

Un resultado lamentable

Marcará La 1 este mayo su mínimo histórico y lo hará, entre otras cosas, porque ofrece a los españoles una visión adulterada de lo que pasa a su alrededor. Y quizá sea positivo experimentar con psicotrópicos una vez en la vida para cerciorarse de lo que ocurre en los universos paralelos, pero si eso se repite todos los días a la hora del telediario, el cerebro termina como un colador.

Pienso en lo que sentirá una persona que acaba de perder un familiar por la covid-19 -o se encuentra pendiente de cobrar la mensualidad del ERTE para pagar las facturas- cuando observe la importancia que han concedido los telediarios a la apertura de las terrazas, las fiestas en los balcones o las coreografías de los sanitarios a las puertas de las UCIs.

La situación recuerda a lo que ocurrió a principios de la década de 2010, cuando La 1 mostraba la inmensa felicidad de los Españoles por el mundo mientras a los jóvenes españoles se les presentaban tres opciones: o el paro, o la precariedad o largarse a otra parte a probar fortuna. Entonces, fue una representante del PP la que comparó esa emigración -bien camuflada por la propaganda oficial- con un viaje para llenar el baúl de experiencias y aventuras. No tienen vergüenza.

Nadie ha escrito en profundidad de esa generación, que a los 20 años aterrizó en un mercado laboral yermo y a los 30 y tantos volverá a enfrentarse a una dura recesión

Nadie ha escrito en profundidad de esa generación, que a los 20 años aterrizó en un mercado laboral yermo y a los 30 y tantos volverá a enfrentarse a una dura recesión. Los 1.000 millones de euros anuales que se invierten en la televisión pública deberían servir para abundar en esas problemáticas sociales, y no para mostrar horas y horas de ruedas de prensa del Gobierno; para dar pábulo a los lobbies ideológicos de moda y para hacer seguidismo descarado a lo que dice Moncloa. Que, en este caso, es que “salimos más fuertes”, como no podía ser de otra manera después de 70 días de jolgorio

Pero la TVE de Rosa María Mateo es tan independiente que, este viernes, tras ofrecer unos minutos de la rueda de prensa en la que Pablo Iglesias anunció la aprobación del ingreso mínimo vital, la presentadora dio paso al testimonio de una madre con un hijo de 20 meses y sin ingresos, que celebraba la medida. Es decir, sepa usted que si se opone a la renta básica por razones como el incremento de la precariedad o de la economía sumergida que puede traer aparejados, en realidad, lo que está haciendo es perjudicando a personas en dificultades.

No le explicarán que la mejor herramienta para prosperar es el trabajo y que los globos sonda fiscales y de política laboral del Ejecutivo han dificultado la consecución de un empleo, no. La clave es que si se opone a la política del Gobierno o es usted cruel o está demasiado triste.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba