Alberto Lardiésvozpopuli autores
Alberto Lardiés

FÚTBOL NO ES FÚTBOL

El fútbol con sonido enlatado o cómo el espectador se puede tomar el pelo

Sabemos desde hace mucho tiempo que es mejor afrontar algo, por duro que sea, antes que intentar maquillarlo o camuflarlo con triquiñuelas absurdas como la del sonido 'ambiente' grabado

Sin público, el fútbol no es lo mismo.
Sin público, el fútbol no es lo mismo. EFE

Sábado por la noche. Estás en casa -¿dónde si no?- y recuerdas que hay fútbol. "Vamos a ver cómo es esto de los partidos sin público", te dices un tanto apesadumbrado, porque sabes que no puede ser lo mismo, que las gradas forman parte del espectáculo y que sus atronadores silencios van a enrarecerlo todo. Pones el canal de turno y ahí llega el disgusto. Tu equipo va ganando pero el resultado es lo de menos, porque a la sensación extraña de ver un duelo sin espectadores en el estadio tienes que sumar el esperpento de que se utilice un sonido ambiente grabado y recreado para la ocasión. Una broma de mal gusto que, por suerte, puede evitarse porque la Liga ofrece las dos opciones: sonido real y sonido virtual. 

Gracias a los psicólogos sabemos desde hace mucho tiempo que es mejor afrontar algo, por duro o difícil que sea, antes que intentar maquillarlo o camuflarlo con triquiñuelas absurdas que, para colmo, no engañan a nadie, claro. La realidad es mejor que el autoengaño. Porque como tenemos ojos en la cara y estamos viendo que no hay público, estas simulaciones de los griteríos son menos creíbles que la presunta autoría del libro de Leticia Sabater. Pero habrá espectadores que lo prefieran, por extraño que pueda parecer. 

Esto del fútbol sin público pero con un sonido enlatado es tan burdo que convierte el partido casi en una parodia insoportable. Al menos para un servidor es molesto para los sentidos estar viendo un juego que es real acompasado con un sonido que es no ya virtual, sino impostado, falso, mentiroso. Sientes que te están estafando o, peor aún, que se están riendo de ti. Porque esta práctica errónea supone que el espectador se puede tomar el pelo a sí mismo, si elige la opción virtual e intenta actuar como si ese sonido fuese verdadero. 

El ruido que emana de las gradas emociona y divierte y contagia al espectador televisivo. Pero todo eso y más solo puede pasar, como es evidente, cuando el sonido es real

Repito que el fútbol es muchísimo mejor con el sonido ambiente porque forma parte del propio espectáculo. Porque el ruido que emana de las gradas emociona y divierte y contagia al espectador televisivo. Pero todo eso y más solo puede pasar, como es evidente, cuando el sonido es real. Ya que tenemos que ver los partidos con esa carencia, lo mínimo es respetar la realidad de lo que se dice y se escucha, para conocer mejor qué pasa en un campo de juego. Para que sepamos a qué suena el fútbol más de cerca.   

Lo peor del asunto es pensar que existen unos cráneos privilegiados, sean quienes sean, que han pensado que esto era mejor para mejorar las retransmisiones televisivas del fútbol. ¿Acaso el espectador que está en su sofá va a emocionarse más o a celebrar más un gol porque alguien encerrado en una sala suba el volumen de ese sonido falsario? ¿Creen que los espectadores, por forofos que sean, van a llegar a sentir que esos gritos son verdaderos? ¿No les parece que utilizar un sonido de videojuego para un partido real es dar gato por liebre? 

Lo del sonido enlatado es, en suma, como si vas un restaurante y te sirven pollo pero te dicen que tiene que saberte como si fuera cordero. Pero hay gente para todo

Lo del sonido enlatado es, en suma, como si vas un restaurante y te sirven pollo pero te dicen que tiene que saberte como si fuera cordero. Miren, no, porque son sabores diferentes, cada uno con sus matices, pero no me los mezcle ni intente confundirme. Que nos guíen de esa manera mediante un sonido grabado supone burlarse de nuestra libertad. Lo bueno es que somos mayorcitos para hacer algo tan sencillo como ver el partido y conectar la narración de la radio, por ejemplo. Pero entre los espectadores hay quienes prefieren autoengañarse porque, como dijo aquel torero, tiene que haber gente para todo. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba