Miquel Giménezvozpopuli autores
Miquel Giménez

Opinión

Por la depuración de Mossos separatistas

Mossos d´Esquadra frente a simpatizantes independentistas, que protestan en Vía Laietana
Mossos d´Esquadra frente a simpatizantes independentistas, que protestan en Vía Laietana EFE

En la policía autonómica catalana, si defiendes la Constitución, pueden investigarte, reprenderte e incluso acosarte. Si, por el contrario, estás al lado de quienes pretenden romper la ley, lo tendrás todo pagado. Qué bonito es el diálogo, ¿no creen?

En cualquier otro cuerpo policial que no fueran los Mossos, un grupúsculo como el autodenominado Colectivo Guillerías, integrante de la sectorial de la ANC Mossos per la República Catalana, haría tiempo que estaría disuelto y sus integrantes expulsados del cuerpo y teniendo que afrontar responsabilidades ante la Justicia. En esta España de tolerancia de pandereta y cargo ultra mega remunerado, no.

Si recuerdan ustedes, el pasado día veintiuno, un funcionario de la Generalitat, un guardia forestal, se manifestaba de uniforme en favor del golpe de Estado separatista frente a otro funcionario de la misma administración, solo que este vestía el uniforme de la policía autonómica y se encontraba cumpliendo su función, a saber, garantizar el orden público. Al verse increpado por el ululante forestal, el policía le dijo que lo defendiera a él y no a los separatistas, y acabó por espetarle que esa república que el tractoriano afirmaba defender no existía. Válgame el Señor, la Virgen y todos los Santos, menuda cosa hizo aquel hombre, pretender decirle a un devoto de la fe pujolista que todo lo que dice ser sagrado no es más que pura estafa, una cortina de humo para tapar la lepra corrupta de décadas de caciquismo provinciano y grosero nivel intelectual.

Añadamos que el señor de la república ya se pasea por todos los medios del régimen con una venda en la cabeza y gesto entre modesto y heroico

Añadamos que el señor de la república ya se pasea por todos los mediosdel régimen con una venda en la cabeza y gesto entre modesto y heroico. Vamos, igualito que un héroe del Oeste a lo Errol Flynn, apurando el último cartucho dentro de un fuerte medio incendiado por los perversos apaches. Qué bonito. Ni que decir tiene que el arborícola guardián de florestas y rovellons ha obtenido sobradamente su minuto de gloria. La versión separata del guarda bosques Smith, aquel del Oso Yogui, es una nueva edición de aquella señora magreada y con los dedos rotos, del taxista marroquí, del turista separata, en fin, de la leche mundial, vamos. En mi tierra, el que no es famoso es porque no le da la realísima gana.

Lo curioso – bueno, en Cataluña quizás no tanto – es que al Mosso en cuestión se le pretende investigar – ConsellerBuch dixit – y los separatistas que están infiltrados en el cuerpo con patente de corso han hecho pública su identidad. Da igual que en change.org se hayan recogido más de cuarenta y pico mil firmas en favor del policía en cuestión o que el Sindicato de Policías de Catalunya haya exigido que se evalúe también la actuación del agente forestal, que si bien el policía estaba allí en defensa dela ley, el otro estaba justamente para todo lo contrario. Da igual que el líder de los uniformados estelados, el más que polémico AlbertDonaire, haya sido quien haya revelado la identidad de aquel funcionario que, haciendo honor a su uniforme y a su juramento, solo le dijo a un indocumentado que la república no existía. “No se puede permitir que un Mosso hable así a un manifestante”, sentenciaba Donaire con la tontería propia de los de su bancada. Claro, el policía añadió a su frase acerca de la irrealidad republicana la palabra idiota. Y llamarle idiota a un señor que hace idioteces no es de recibo, según el separatismo de uniforme azul y mente gris encabezado por el ínclito señor Buch, Conseller de Cal y Arena, porque se pasa la vida haciendo equilibrios entre las bravatas de su president y la realidad de la calle.

Lo grave es que al Mosso en cuestión le han puesto una enorme diana en su cara y, a partir de ahora, lo tiene crudo para seguir en el cuerpo

Lo grave es que al Mosso en cuestión le han puesto una enorme diana en su cara y, a partir de ahora, lo tiene crudo para seguir en el cuerpo. Un cuerpo que, recordémoslo, cuenta con diecisiete mil agentes, que está controlado política y jerárquicamente por los que defienden la vía eslovena, por poner un ejemplo, y que cuenta infiltrados dentro del mismo a muchos seguidores de la locura separatista.

Bien harían los buenrollistas en aparcar sus torpes e inútiles intenciones y plantearse seriamente si el Estado no debería reasumir las competencias de orden público en Cataluña, al menos hasta que escampe y quede claro que se ha vuelto a la ley, el orden, la constitución y la democracia. Cosas poco o nada claras, porque esta gente del separatismo, aún no han salido de la reunión con Sánchez que ya le están diciendo de todo. Incluso se les han sumado ahora los de Esquerra, ya ven, tan modositos que estaban. Llegan las municipales y todos quieren marcar paquete, porque las encuestas que circulan coinciden en que la hostia que puede llevarse la neo convergencia será de padre y muy señor mío. Así que como lanzar exabruptos, perseguir constitucionalistas y seguir instalados en la dictablanda separatista no cuesta nada, e incluso puede darles algún que otro voto, ahí les tienen ustedes, tan panchos. Eso, sí las cosas no van a más. De ahí que depurar al cuerpo de los Mossos sea ya no una cuestión política, sino un asunto de orden público, de coherencia democrática, de garantizar derechos a los funcionarios.

Entre los tontos y los malos, nos van a dar a todos por donde amargan los pepinos. Con bandera y banda, añado.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba