César Calderónvozpopuli autores
César Calderón

Opinión

Martirio, muerte y resurrección de Isabel Díaz Ayuso

En esta atroz pelea entre la desvalida presidenta madrileña y el gigante Sánchez, que dispone de todas las armas del Estado, la simpatía de la gente está yéndose hacia la más débil

Ayuso estudia extender las restricciones de movilidad a "otras muchas" zonas de Madrid
Ayuso estudia extender las restricciones de movilidad a "otras muchas" zonas de Madrid EP

En política no es buen negocio construir mártires. Tienen la mala costumbre de resucitar en el momento más inoportuno y terminan ganándote las elecciones.

Y curiosamente eso es lo que está haciendo Pedro Sánchez, convertir a la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso en una nueva Juana de Arco en el imaginario colectivo del que bebe el madrileñito medio. Precisamente Pedro Sánchez, un señor cuya carrera política se ha construido a base de exaltar los más bajos instintos de la militancia del PSOE subido a horcajadas de un victimismo tan chusco como efectivo para hacerse con los mandos del partido de Pablo Iglesias (el bueno, el tipógrafo gallego, no el politólogo de la coleta) y poder proceder después a desmontarlo pieza a pieza para convertirlo en un cascarón vacío, una mera palanca electoral a su imagen y semejanza: inane, inerte y sin organicidad alguna fuera de los cambiantes deseos del líder, un mero brazo de madera que ha olvidado que su misión era transformar la sociedad española, no servirse de ella para dar rienda suelta sus parafilias personales.

Miren, yo ya no sé quién tiene razón en la pelea sanitaria de Madrid, les confieso que me he perdido en el bucle destructivo en el que han entrado Sol y Moncloa, pero lo que sí tengo claro es que, de la misma forma que en la desigual batalla entre Don Quijote y los molinos de viento nuestra simpatía iba para el caballero de la triste figura a pesar de su evidente insania, en esta atroz pelea entre una desvalida Isabel Díaz Ayuso y un gigante Sánchez que dispone todas las armas del Estado, la simpatía de la gente está yéndose hacia la más débil.

Esta pelea ha conseguido el efecto contrario al que buscaban, haciendo crecer al PP de Isabel Díaz Ayuso entre 16 y 20 diputados respecto a las pasadas elecciones autonómicas, mientras que el PSOE baja ligeramente

Y no lo digo yo, comienzan ya a verse encuestas como la de Electomanía o la realizada por el equipo de Redlines que muestran con claridad que Sánchez y su miriada de asesores han metido la pata hasta el corvejón en esta pelea, ya que sus oscuras maniobras han conseguido el efecto contrario al que buscaban, haciendo crecer al PP de Isabel Díaz Ayuso entre 16 y 20 diputados respecto a las pasadas elecciones autonómicas mientras que el PSOE baja ligeramente y (atentos) Ciudadanos asume el mayor castigo fruto de sus coqueteos con Sánchez, bajando 13 diputados de golpe y porrazo.

El riesgo de extinción de Ciudadanos

Porque esa es una vez más la clave. El gran damnificado de toda esta operación no sería Sánchez, sino Ciudadanos, un partido que si continúa haciendo ojitos al lobo monclovita o si (aún peor) se embarca en una moción de censura contra una Ayuso a la que Sánchez ha convertido en una suerte de Agustina de Aragón a la madrileña, se va a enfrentar sin duda a su extinción política en las próximas elecciones, independientemente de si estas se celebran en Madrid, Catalunya o el virreinato de la nueva España allende los mares.

Pero no, Ciudadanos no es el único damnificado de esta batalla, hay otro partido que no lo va a pasar nada bien y es el PSOE-M, antes llamado PSM y mucho antes denominado FSM.

Si continúa la agresión de Moncloa a Madrid e Isabel Diaz Ayuso se envuelve convenientemente en la bandera roja y estrellada de la comunidad convirtiéndose en la campeona del “No Pasarán” y del “Madrid que bien resistes… a Pedro Sánchez”, los socialistas madrileños van a ser de nuevo sacrificados en el altar de las maniobras de Sánchez y van a seguir sin tocar pelo tanto en la capital como en la comunidad al menos otros veinte años.

Pero bueno, pensándolo bien…¿Qué narices le importa a Sánchez que Cs desaparezca de Madrid o destrozar las expectativas electorales de su filial madrileña mientras él siga cómodamente instalado en Moncloa?

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba