Propuesta número 96 del documento “100 medidas para la España viva” del grupo político VOX: “Impulsar en Bruselas un nuevo tratado europeo, en la línea que defienden los países del grupo de Visegrado en cuanto a fronteras, soberanía nacional y respeto por los valores de la cultura europea y que aumente considerablemente el peso de España en la toma de decisiones, al menos tanto como lo hacía en el Tratado de Niza”. Propuesta 99: “Incidir en la bilateralidad en las relaciones internacionales, abandonando organizamos supranacionales si son contrarios a los intereses de España…”. Porque ya saben, todo esto viene de que no somos lo suficientemente españoles.

El programa de VOX es un compendio de garrotazos en modo de ideas que pretenden tomar de aquí y de allá aquello en lo que muchos votantes españoles se sientan identificados, pero todo ello deliciosamente amalgamado con un denominador común: los problemas de España vienen porque no somos lo suficientemente españoles. No voy a entrar en detalle sobre todas las propuestas, algunas de las cuales puestas en aislado pueden resultar debatibles y hasta razonables para un modo de ver los problemas del país nada radical. Sin embargo, el problema del conjunto del programa es que una vez unidas estas propuestas parece más el ideario programático del Conde Duque de Olivares que de un partido y unas gentes del siglo XXI.

Muchos pensarán, soñando con días de gloria, que España necesita una mayor presencia y una reivindicación de sus valores e identidad para ser de nuevo una grande y libre. Sin embargo, estas ideas, y cuyas dos propuestas reflejan una clara constatación de esta lógica nacionalista, no pueden resultar más absurdas y peligrosas"

En el párrafo de inicio he mencionado dos de ellas, la 96 y parte de la 99 y en negrita las cuestiones relevantes. Para que seamos claros, ambas propuestas marcan una clara agenda nacionalista, por supuesto con un cierto toque a ambigüedad que en su momento permita dejar abierta la retirada en el caso en el que haya que negar tres veces lo dicho. Hay muchas más, pero estas me interesan singularmente por su vinculación al proyecto europeo. En ambas propuestas no se declara explícitamente un posicionamiento antieuropeo, sin embargo, es obvio que dichas propuestas no van precisamente en la dirección de lo que entenderíamos como un proceso de construcción europea; un proceso de integración y de convivencia.

Muchos pensarán, soñando con días de gloria, que España necesita una mayor presencia y una reivindicación de sus valores e identidad para ser de nuevo una grande y libre. Sin embargo, estas ideas, y cuyas dos propuestas reflejan una clara constatación de esta lógica nacionalista, no pueden resultar más absurdas y peligrosas en un mundo hiperglobalizado como el actual. Porque deben saber que la única posibilidad que tiene España de sobrevivir, tal y como la conocemos hoy, es la misma posibilidad que tienen Francia o Alemania, Italia o Dinamarca, y muchos otros estados europeos, mediante la unión.

Miren el gráfico que les muestro a continuación. Fue presentado recientemente por Federico Steinberg en una conferencia en Sevilla. Para que se hagan una idea, en 2100 solo Nigeria tendrá más población que la Unión Europea. Si suman China e India (Chindia), la población será de casi 2,7 mil millones de personas, unas cinco veces la población estimada para Europa y unas ¡54 veces la de España!

Los diez países más poblados en 2100
Los diez países más poblados en 2100

En términos de PIB es más complejo hacer predicciones, pero disponemos de algunas estimaciones tentativas. Según PWC, en 2050 España habrá pasado de ser la 16ª economía del mundo a la 26ª. Este retroceso no vendrá determinado por una caída de nuestra capacidad productiva ni por un empeoramiento de nuestra situación económica. Con mucha probabilidad nuestro bienestar será mucho mayor entonces que hoy. Nuestra pérdida de peso internacional ocurrirá simplemente porque muchas economías nos adelantarán por derecha e izquierda. Por ejemplo, Malasia, Bangladesh, Vietnam, Filipinas, Irán, Pakistán, … Pasaremos de tener el 5,6% del PIB de Chindia en 2016 al 2,6% en 2050. Es decir, pasaremos a ser una economía de segunda o tercera fila, no en términos económicos absolutos, pero sí en términos relativos. Seremos irrelevantes mundialmente, más que hoy. Alemania pasará del puesto 5 al 9. Francia del 10 al 12, Italia del 12 al 21, y así casi todos.

Como muy bien dijo un día Miguel Otero parafraseando a Maquiavelo, “Maquiavelo se lamenta de que las ciudades-estado del norte de Italia son increíblemente prósperas, con una gran tradición cultural y comercial, pero su división hace que sean presa de cualquiera que quiera conquistar esta tierra”. Es decir, ante tal cambio esperado, el futuro de Europa como alguien relevante en el escenario internacional en pocas décadas, solo existe en tanto en cuanto se mantenga unida. Si quieren piensen en una sola razón para apoyar la integración y la unión: simple supervivencia. Si VOX apela a los instintos más viscerales al usar el nacionalismo y la identidad para forjar un ideario más propio del siglo XVI o XIX, los europeos de hoy debemos apelar a esas mismas vísceras para construir un espíritu europeo que sea capaz de afrontar el envite de nuestra propia irrelevancia futura.

Europa se suicidó hace cien años. Aún no lo sabemos, pero fue así. La segunda mitad del siglo XX sirvió para luchar por un renacimiento desde posturas liberales, democráticas y cooperativas. Sin embargo, alentados por la crisis económica y política que vive Europa, partidos como el de VOX suspiran por una realidad que nos abocará precisamente a lo que quieren evitar: a nuestra irrelevancia cultural, económica y política en un mundo futuro. Pero lo mismo estoy equivocado, y es que el verdadero problema es que solo necesitamos ser un poco más españolas. Será eso.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba