Juan José Labordavozpopuli autores
Juan José Laborda

Opinión

Seminario en el paraíso

Año 2119. Estamos en el paraíso. Ilustres personajes discuten sobre lo ocurrido cuando Trump, líder indiscutido del poder-espectáculo, decidió cargarse la ONU, la OTAN y la Constitución americana

Groucho Marx.
Groucho Marx.

Febrero del año 2119 en el paraíso. Hay dudas sobre el nombre de ese lugar, pero el caso es que se reúnen allí un grupo de amigos y conocidos que asisten a un seminario sobre el pasado de la humanidad en el último siglo. José Ortega y Gasset se apresta a dirigirlo, y en pocos minutos se van acercando Groucho Marx, Karl Marx, Carlo M. Cipolla, Bob Woodward, Byung-Chul Han, y un periodista español, Patxo Unzueta, que viene a escuchar a la ponente invitada, Diega Beatriz Valor

JOSÉ ORTEGA Y GASSET: ¡Caballeros! Me complace presentar a la profesora Diega Beatriz Valor, que, como todos saben, fue elegida “Gobernante del Mundo Integrado”. ¡Es una satisfacción escucharla en esta segunda reunión de este seminario! Señora Valor, acérquese a esta superficie etérea, de modo que todos podamos seguir su pensamiento. Para los que asisten por primera vez, este seminario empezó hace tiempo con la ponencia del profesor Carlo M. Cipolla, que se anunció con el título “Entre 1900 y 2022: de las revoluciones a la nueva monarquía-espectáculo norteamericana”, pero que se  transformó durante el coloquio en un interesante debate sobre las “Leyes fundamentales de la estupidez humana”, el gran libro del profesor Cipolla, libro que fue prohibido precisamente cuando Trump reformó la constitución americana, impulsado por el nuevo poder-espectáculo.

DIEGA BEATRIZ VALOR: Gracias maestro Ortega. Me complace poder explicarles que no fue verdad que el poder-espectáculo norteamericano destruyera el débil poder mundial que yo ejercía. Demostraré que las masas humanas que cantaban y bailaban al compás de los líderes-espectáculo, como fueron Trump, Bolsonaro y los que vinieron después, no estaban dirigidos por esos líderes, sino que otros factores, desde luego, la quinta generación de teléfonos que fueron implantados gratuitamente en los cuerpos de los humanos y sus mascotas, acabaron siendo la causa de que el “Gobierno del Mundo Integrado” fuese expulsado de su sede en la antigua ONU de Nueva York, por una muchedumbre gigantesca afectada por el conocido “baile de San Vito purificador”….

GROUCHO MARX: A mí que me expliquen eso los sabios que están aquí sentados en las sillas etéreas. No es por nada, pero yo estoy de pie, y por eso no puedo tener la suficiente intimidad con nuestra encantadora ponente, a la que llamaría en un susurro “Diega Beatrizzzz”…Seguramente eso me pasa porque no soy el otro Marx, ni Cipolla, ni Woodward, ni el nosequé Han, no soy ni siquiera español como nuestro simpático periodista, y ni siquiera soy Diega Beatriz. De hecho, no pertenezco al mismo sexo de Diega Beatriz. ¡Que alguien explique por qué cantan y bailan en la tierra, y se hacen tajadas unos contra los otros sin cesar! ¡Ahh! Una pregunta que quedó sin contestar la última vez: ¿Alguno de vosotros ha visto a Dios? Al otro Marx, que nos aclaró que este lugar es algo así como el paraíso de Dante Alighieri, le miro y le pregunto ansioso de su saber…y de poder sentarme en su silla….

KARL MARX: Herr Marx, haría lo que fuera para que usted tenga una silla en propiedad, precisamente en este lugar que estamos, donde parece que todos los bienes, incluidos los asientos, y también las camas, no son de nadie. En cuanto a las mujeres y el comunismo, lo dije todo hace siglos. Y en cuanto a Dios, hace algún tiempo, en una reunión parecida a ésta, Platón nos dijo que los dioses estaban en la tierra, haciendo bromas como las que hace mi amigo Groucho.  

JOSÉ ORTEGA Y GASSET: Aquí, como no se come y no se duerme, tenemos todo el tiempo del mundo, pero yo tengo prisa por captar y comprender lo que piensa la señora Valor. Como el asunto fue español en cierta medida, le voy a conceder la palabra al señor Unzueta .

PATXO UNZUETA: ¡Buenas a todos! En realidad el señor Ortega me ha forzado a preguntar sobre el “baile de San Vito purificador”, con el argumento, o con el pretexto, de que yo estuve allí cuando empezó el lío de Trump, cargándose la ONU, la OTAN, la Constitución americana, y todo lo que vino después.               

DIEGA BEATRIZ VALOR: Yo no había nacido cuando comenzó todo, pero el origen, o el pretexto, de lo que entonces sucedió en España, lo tuvimos muy presente cuando fuimos liquidados por el poder-espectáculo. Pensábamos  que la historia era como el ajedrez, la necesidad de pensar los siguientes movimientos. Los demócratas de aquellos años no supieron jugar al ajedrez. Cuando derrocaron al Papa, aunque se presentó ante la opinión pública como otro Papa emérito, los que lo hicieron, buscaron y encontraron apoyo en Trump y en sus partidarios en el mundo entero. Y en España, todos los políticos fueron fulminados por el jaque mate que les lanzó un clérigo astuto. Cuando los políticos, incluso sus fervorosos aliados de la víspera, le acusaron de fascista, o de totalitario, el clérigo respondió convocando un gran concierto por el amor en Alcalá de Henares. Ahí surge lo del baile purificador.  Después, ya conocen lo que sucedió. Tuvo la audiencia mundial más grande de la historia. El propio presidente norteamericano se plantó en Alcalá de Henares en el cuarto día del concierto…

 Bob Woodward y Byung-Chul Han piden la palabra, pero no se sabe que esto continué…



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba