Manuel Alejandro Hidalgovozpopuli autores
Manuel Alejandro Hidalgo

Opinión

‘Papá, mamá, de mayor quiero ser funcionario’

En aquellas regiones donde el riesgo de estar desempleado es mayor, la población es más proclive a optar a empleos públicos. Es decir, cuanto más desempleo, mayor aversión al riesgo

Empleados en una delegación de la Agencia Tributaria en Madrid.
Empleados en una delegación de la Agencia Tributaria en Madrid. EFE

No es España un país donde abunden los empleados públicos. Por cada mil habitantes en España tenemos unos 60 asalariados en el sector público. Esto nos deja muy lejos de países como Noruega, 160, o Dinamarca o Suecia, que se sitúan sobre los 140. Gran Bretaña, ejemplo de economía dinámica y desregulada, tiene unos 80. Irlanda casi los mismos que España, mientras que Alemania se acerca a los 50. Dentro de España, por regiones, según datos de la EPA, es Extremadura la que posee con diferencia más empleados públicos por habitante; unos 88. Después irían Aragón, Castilla y León, Cantabria, Castilla La Mancha y el Principado de Asturias. Todas ellas por encima de los 70. Las que menos, Cataluña, Comunidad Valenciana y las Islas Baleares, todas por debajo de los 60.

Respecto a porcentaje de trabajadores, las cifras también son muy variables. Entre el 10 y el 30% de los trabajadores europeos son empleados públicos dependiendo de cada país, con los escandinavos de nuevo en cabeza. Ya dentro de España, la cifra ronda el 15-16% de media según datos de la EPA, aunque de nuevo con mucha variación entre regiones. En Andalucía, por ejemplo, esta cifra sube hasta el 19% mientras que en Extremadura lo hace hasta al 24%, la mayor de todas.  

Estas diferencias en el peso podrían explicarse, en parte, por la mayor o menor incidencia del desempleo en cada una de las regiones. Dentro de España, las regiones con mayor desempleo serán a su vez aquellas donde el peso del empleo público, con mucha probabilidad, será mayor. Pero, además, es en estas regiones donde más habitual es creer que ser empleado público es una buena opción laboral. En no pocas ocasiones, sobre todo en nuestra juventud y en particular los que somos de regiones con mayor peso de empleo público, hemos escuchado de boca de un amigo o amiga decir que su objetivo laboral y profesional pasa por preparar una oposición. Seguramente algunos de nosotros llegamos no solo a expresarla, sino incluso a verla cumplida. En este sentido, también podemos creer que este “deseo” o vocación por lo público es mayor donde las opciones laborales son menos seguras; en regiones o ciudades donde el riesgo de desempleo a una edad temprana es mayor. En estos casos, se podría ver una carrera profesional en la administración pública como un seguro que “contratamos” para obtener a cambio cierta estabilidad laboral. Es normal creer que ser funcionario pueda ser más atractivo allí donde los riesgos que proceden del mercado de trabajo son mayores.

La media de funcionarios en España ronda el 15-16%, siendo Andalucía (19%) y Extremadura (24%) las comunidades con un mayor índice de empleo público

En el gráfico que muestro a continuación se observa una correlación. En él se contraponen la tasa de paro de los jóvenes de entre 20 y 24 años y el peso de los asalariados públicos sobre el total de asalariados de cada región. Deben saber que este gráfico solo refleja una correlación, no refleja ninguna causalidad, pero ofrece una referencia visual a partir de la cual construir hipótesis de lo que pueda estar generando dicha relación.

Correlación entre asalariados públicos y tasa de paro
Correlación entre asalariados públicos y tasa de paro Fuente: EPA

Es evidente que esta correlación puede deberse a explicaciones “directas” y, algunas, simplemente de contabilidad. Por ejemplo, en regiones donde el desempleo de los jóvenes es mayor, también es mayor para el conjunto de trabajadores, y por ello habrá más funcionarios en términos relativos.

Pero además de estas explicaciones “matemáticas” y económicas, podemos ofrecer otras que habrá que contrastar, pero igualmente factibles (y más interesantes) como es la que he expresado más arriba. En aquellas regiones donde el riesgo de estar desempleado es mayor, la población es más proclive a optar a empleos públicos. Es decir, cuando mayor es el desempleo mayor es la aversión al riesgo y por lo tanto también es mayor la vocación a empleado público.

Precisamente esto es lo que encontró Chistian Pfeiferen un trabajo muy interesante. Lo que observó es que aquellos que optan por una carrera dentro de la administración pública son, en media, personas que muestran una mayor aversión al riesgo. Esta evidencia nos dice que ser empleado público sería una opción más probable entre aquellos que valoran más minimizar las consecuencias de shocks adversos en el futuro. En consecuencia, allí donde el riesgo es mayor, por ejemplo, donde más probable es estar desempleado, mayor es el “stock” de trabajadores adversos al riesgo y mayor la vocación funcionarial. Además, esa mayor aversión implicaría una predisposición a pagar un precio, un seguro, por parte del empleado público, lo que se traduciría en aceptar una brecha salarial negativa.

Querer ser funcionario en una región con tasas de paro del 25% es una opción racional condicionada por un entorno hostil

Sin embargo, y aunque esta explicación suene a razonable se encuentra con un obstáculo en la evidencia. En particular, la brecha salarial es a favor de los empleados públicos, no en contra. En este caso, si los salarios en la función pública son mayores, ¿dónde queda la idea de que los empleados públicos estén pagando un “seguro” a cambio de una mayor estabilidad laboral? ¿No podríamos decir que se es funcionario por el simple hecho de responder a una opción laboral más lucrativa? La respuesta a esta pregunta, como supondrá, no es tan sencilla como cabría esperar.

Los economistas del Banco de España Laura Hospido y Enrique Moral llevaron a cabo un análisis muy interesante sobre brecha salarial entre empleados públicos y privados y que, considero,  debe ser trabajo de referencia cuando se hable de estos asuntos. Así, entre otros resultados, estos autores observaban que mientras en la parte baja de la distribución de salarios y para trabajadores con escasa cualificación existía un premio salarial positivo por trabajar en la Administración, en la parte alta de la distribución y para trabajadores cualificados (educación superior, principalmente) el premio desaparece e incluso se vuelve negativo, en especial en el caso de los hombres. Es decir, y ahora sí lo podemos argumentar, los empleados públicos más cualificados estarían “pagando” un coste de oportunidad, medido en pérdida salarial, a cambio de eliminar su aversión al riesgo.

Más aún, Hospido y Moral encontraban que había selección positiva entre los poco cualificados y negativa entre los más cualificados. Esto quiere decir que en la administración recalaban, de entre los que tenían estudios primarios o secundarios, los que tenían mejores habilidades no observadas, mientras que entre los universitarios acudían especialmente aquellos con habilidades no observadas por debajo de la media. Podemos asociar estas habilidades como aquellas otras características no observadas que te permiten elevar tu probabilidad de contratación y/o de obtener una mayor remuneración (de ahí el mayor salario entre los primeros y el menor salario entre los segundos). No cabe duda de que quienes más esfuerzo han hecho para su formación, y entre ellos los que más probabilidades tienen de no encontrar una salida en el mercado privado, van a ser los más dispuestos a “pagar” una prima por tener un empleo seguro.

Resumiendo, la autoselección de los trabajadores hacia el empleo público puede venir motivada por la aversión al desempleo. Así pues, cuando escuchen a alguien decir eso de querer ser funcionario en una región con tasas de paro del 25%, piensen que este deseo no es más que una opción racional condicionada por un entorno hostil. Más aún si esta persona ha hecho una fuerte inversión en su formación.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba