El vehículo Perseverance aterrizó en Marte este jueves, tras superar con éxito los "siete minutos de terror" que implicaron atravesar la delgada atmósfera del planeta rojo y descender en la superficie rocosa del cráter Jezero, confirmó la NASA.

El "rover" tocó suelo marciano sobre las 20.56 GMT, según la agencia espacial estadounidense, y se convierte en el quinto de estos vehículos que explora el planeta vecino, en este caso con la meta de descubrir signos de vida en el pasado.

Perseverance, de seis ruedas, cerca 3 metros de largo y de 1.025 kilogramos, buscará en Marte señales de vida microbiana pasada y recogerá muestras selectas de rocas y sedimentos para su envío futuro a la Tierra.