La imagen es tan espectacular que parece tomada por una de las muchas sondas que hemos enviado en las últimas décadas a nuestro satélite. Sin embargo, se trata de una imagen tomada desde la Tierra, en concreto desde las instalaciones del telescopio de Green Bank (GBT), en la costa este de Estados Unidos, mediante un novedoso sistema de radar desarrollado por la empresa Raytheon Intelligence & Space.

El sistema fue probado por primera vez en noviembre con esta imagen del lugar de alunizaje de la misión Apolo 15 y consiste en utilizar el gran radiotelescopio para enviar ondas de radar que al rebotar sobre los objetos permiten obtener imágenes con una resolución de hasta 5 metros. Los creadores tienen planeado aumentar la potencia del radar a 500 kilovatios, de manera que obtenga imágenes de objetos en nuestro Sistema Solar con un detalle y una resolución sin precedentes. El sistema podría ser especialmente útil, recalcan, en “la detección y obtención de imágenes de pequeños objetos que pasen cerca de la Tierra, lunas que orbitan alrededor de otros planetas y otras basuras en el Sistema Solar”.

Localización de la zona de alunizaje del Apolo 15 capturada con radar

“Este proyecto abre todo un nuevo abanico de capacidades”, asegura Tiby Beasly, director de Observatorio de Radioastronomía Nacional de EE.UU. (NRAO). “Hemos participado antes en importantes estudios mediante radar del Sistema Solar, pero convertir el GBT en un radar planetario móvil expandirá nuestra capacidad de abrir nuevas e intrigantes líneas de investigación”.

Podría ser muy útil para detectar asteroides y cometas, sobre todo los potencialmente peligrosos

El español Ángel López-Sánchez, astrofísico y divulgador que trabaja en el Australian Astronomical Optics, en Sídney, cree que es una tecnología muy interesante que puede ser muy útil para detectar asteroides y cometas. “Sobre todo los potencialmente peligrosos”, explica a Vozpópuli. Si, como anuncian sus creadores, consiguen aumentar la potencia del radar para llegar a Urano y Neptuno, el astrofísico cree que “se podrían hacer mapas de asteroides en el cinturón principal y más allá, además de cartografiar los satélites de todos los planetas”. Desde luego, admite, no equivaldría a las imágenes obtenidas por las sondas que mandamos al espacio, pero nos daría muchísima información útil de estos objetos sin necesidad de salir de nuestro planeta.

Referencia: Successful Test Paves Way for New Planetary Radar (NRAO)