El helicóptero Ingenuity Mars de la NASA ha realizado este lunes con éxito el primer vuelo controlado y con motor de una aeronave en otro planeta. El equipo del JPL-NASA, Laboratorio de propulsión a chorro, encargado de controlar la misión desde California, informó en directo de la recepción de los datos enviados por Ingenuity que confirmaron que había conseguido despegar, mantenerse flotando, girarse y aterrizar sobre la superficie de Marte.

La pequeña aeronave, de 1,8 kg, se ha elevado a una altura de unos tres metros sobre el cráter Jezzero durante alrededor de 30 segundos y el rover Perseverance ha captado las imágenes de este vuelo histórico. 

Este primer vuelo del helicóptero de Marte se ha realizado únicamente en el plano vertical para probar que los sistemas funcionan correctamente y a lo largo de los siguientes días se programaran vuelos más ambiciosos que capten imágenes de la superficie marciana allá donde los vehículos terrestres no pueden acceder. 

"Ahora podemos decir que hemos volado en otro planeta"

Mimi Aung, gerente del proyecto para Ingenuity en el JPL, señaló: "Ahora podemos decir que el ser humano ha volado en otro planeta" y desbordada por la emoción recordó los seis años de trabajo, a la vez que aseguró que "si no fuera por la covid-19 abrazaría" a todos sus compañeros presentes en la sala. 

Volar de manera controlada en Marte es mucho más difícil que volar en la Tierra debido a que el helicóptero debe volar con la ayuda de una atmósfera cuya presión en la superficie es solo el 1% de la terrestre. Estos conjuntos de datos serán inestimables para posibles futuras misiones a Marte que podrían reclutar helicópteros de próxima generación para añadir una dimensión aérea a sus exploraciones.

Para conseguir la sustentación suficiente en una atmósfera tan tenue, las palas del rotor han tenido que girar a gran velocidad, a unos 2500 rpm, muchos más deprisa que los helicópteros en la Tierra. El vuelo ha sido también totalmente autónomo, con los sistemas de guía, navegación y control de Ingenuity haciendo el pilotaje. Eso se debe principalmente a que las señales de radio tardarán 15 minutos y 27 segundos en cerrar la brecha de 278 millones de kilómetros entre Marte y la Tierra.  

De los hermanos Wright a Marte

Acoplado en el interior del helicóptero Ingenuity los ingenieros de la NASA colocaron un pedazo de la tela original del primer planeador con el que los hermanos Wright consiguieron elevar por primera vez el vuelo en la playa de Kitty Hawk en 1903. Se trata de un homenaje y un símbolo del gran avance tecnológico protagonizado por los seres humanos en poco más de un siglo, que nos ha llevado de volar unos centímetros por encima de la arena a levantar el vuelo en otros mundos.

"Los hermanos Wright solo tuvieron un puñado de testigos presenciales de su primer vuelo, pero afortunadamente el momento histórico fue capturado en una gran fotografía", dijo Michael Watkins, director de JPL. "Ahora, 117 años después, podemos brindar una oportunidad maravillosa para compartir los resultados del primer intento de vuelo controlado y motorizado en otro mundo gracias a nuestros fotógrafos robóticos en Marte ".

Un primer aeródromo espacial

El administrador de la NASA Thomas Zurbuchen ha anunciado, además, que el lugar en el que ha aterrizado el helicóptero pasará a ser conocido a partir de ahora como la Pista de los Hermanos Wright.  

“Este es el primer aeródromo de muchos que haremos en otros mundos”

“Ahora, 117 años después de que los hermanos Wright lograran realizar el primer vuelo en nuestro planeta, el helicóptero Ingenuity de la NASA ha conseguido realizar esta hazaña asombrosa en otro mundo”, ha asegurado Zurbuchen.  “Aunque estos dos icónicos momentos de la historia de la aviación pueden estar separados por el tiempo y por 173 millones de millas en el espacio, a partir de ahora estarán unidos para siempre. Como homenaje a los dos innovadores fabricantes de bicicletas de Dayton, este primer aeródromo de muchos que haremos en otros mundos pasará a ser conocido como Pista de los Hermanos Wright, en reconocimiento al ingenio e innovación que sigue impulsando la exploración”.