La percepción del riesgo sobre la gravedad de la enfermedad y la necesidad de información han disminuido levemente entre los españoles, según los últimos resultados de la encuesta COSMO-Spain sobre conocimientos y percepción social en torno a la pandemia de covid-19. En esta tercera ronda del estudio, realizado por el Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII, las encuestas recogen por primer vez indicadores claros sobre lo que la OMS califica como “fatiga pandémica”: una desmotivación gradual para seguir las medidas de protección y las restricciones recomendadas para reducir la transmisión del coronavirus.

Esta fatiga pandémica suele traducirse en una disminución en la percepción del riesgo de la enfermedad, menor búsqueda de información relacionada con la covid-19 y menos conductas protectoras. Según esta tercera ronda de la encuesta COSMO-Spain, disminuye la percepción del riesgo sobre la gravedad de la enfermedad en caso de contagiarse: un 36% considera en que sería grave o muy grave (frente al 43% y al 39% de las dos rondas anteriores), aunque se mantiene en un 26% el porcentaje de la población que cree que sus probabilidades de contagio son elevadas o muy elevadas.

En cuanto a la adherencia a las medidas preventivas, también disminuyen ligeramente el cumplimiento de las recomendaciones de lavarse las manos, guardar la distancia de seguridad, evitar tocarse ojos, nariz y boca con las manos sucias y evitar reuniones sociales. Por otro lado, la frecuencia de búsqueda de información ha bajado respecto a la ronda anterior: un 34% indica que consulta la información sobre coronavirus muy frecuentemente, un porcentaje que en la ronda anterior era del 41%.

Del 1 al 5, la media de respuestas sobre si está "harto/a de oír hablar de la covid-19" es de 3.5

En relación a la “fatiga pandémica” percibida, las personas encuestadas están moderadamente de acuerdo con sentirse cansado/a de los debates sobre la covid-19, con una media de 3.9 en las respuestas entre una horquilla entre el 1 (poco de acuerdo) y el 5 (muy de acuerdo). Además, hay una media de 3.5 en las respuestas a la pregunta de si está harto/a de oír hablar de la covid-19.

Evolución de la necesidad de información en la pandemia

Sin embargo, la población no refiere fatiga debida a las medidas limitantes que buscan proteger para proteger a las personas más vulnerables, y tampoco hay señales de que hayan perdido las ganas de luchar contra la enfermedad. En general, los encuestados manifiestan una responsabilidad moral alta (media de 4.2) a la hora de cumplir con las recomendaciones, aunque las respuestas sobre si consideran que se pierde el tiempo el seguirlas muestran una media algo más baja (2.27).

Un 31% considera que lo peor de la pandemia está por venir y un 47% cree que ya se está viviendo lo peor

Los análisis estadísticos realizados indican que reportar un mayor nivel de fatiga pandémica se asocia con una menor edad, un menor nivel de estudios, no convivir con niños y no ser personal sanitario. Las personas con mayor fatiga pandémica son aquellas que piensan que las decisiones que se han tomado en España para contener la pandemia no han sido adecuadas o han sido exageradas, y que consultan menos frecuentemente información sobre el coronavirus/covid-19.

Riesgos y vacunas

La encuesta también recoge que un 31% considera que lo peor de la pandemia está por venir y un 47% cree que ya se está viviendo lo peor. Sobre los lugares con más probabilidad de contagio percibida, estos son, según señalan las respuestas, los sitios concurridos en espacios cerrados (81%), el transporte público (72%) y las reuniones con familiares o amigos (59%). Una de cada cuatro personas participantes en la encuesta considera El 24% de los encuestados manifiesta que es muy difícil evitar infectarse por el coronavirus, un porcentaje similar al de las rondas anteriores.

El porcentaje de personas dispuestas a ponerse una vacuna vuelve a caer levemente

Por último, con respecto a la vacuna, tras el descenso observado entre la primera y la segunda ronda en el porcentaje de personas dispuestas a ponerse una vacuna contra la covid-19 si estuviera disponible mañana mismo, en esta tercera ronda el porcentaje vuelve a caer levemente, al pasar del 43% al 39%. Las principales razones por las que la población no se pondría la vacuna son: ‘me pondría una segunda o tercera, no la primera’ (52%) y ‘puede tener riesgos para mi salud’ (48%).

Percepción respecto a las vacunas

* Toda la información del estudio COSMO-Spain puede consultarse en esta página: https://portalcne.isciii.es/cosmo-spain/