Las águilas arpías ( Harpia harpyja ), que se encuentran entre las especies de águilas más grandes del mundo, luchan por alimentar a sus crías en áreas muy deforestadas del Amazonas, según un estudio publicado este miércoles en la revista Scientific Reports.

El trabajo, publicado por el equipo de Everton Miranda, muestra que las águilas arpías dependen de presas específicas que viven en los bosques de dosel, incluidos los perezosos y los monos. Y que estas aves tienen grandes dificultades para alimentar a sus crías e incluso mueren de hambre en áreas de alta deforestación donde la comida a base de dosel es limitada.

Para estudiar el impacto de la deforestación en esta especie, los autores observaron las especies que atrapaban las águilas como presas, la frecuencia con la que eran capturadas y estimaron el peso de las presas encontradas en 16 nidos de águila arpía en los bosques amazónicos de Mato Grosso, Brasil, utilizando cámaras e identificando fragmentos de huesos. Lo investigadores también utilizaron imágenes de Google Earth para calcular los niveles de deforestación de 3 a 6 km alrededor de los nidos. 

Águilas con dieta fija

En total, los autores identificaron 306 presas, de las cuales casi la mitad (49,7%) eran perezosos de dos dedos, monos capuchinos marrones y monos lanudos grises. Las observaciones de los autores indicaron que las águilas arpías en áreas deforestadas no cambiaron a presas alternativas y capturaron presas atrapadas en el interior del bosque con menos frecuencia y con un peso estimado menor. En las zonas del Amazonas con 50-70% de deforestación, tres aguiluchos murieron de hambre y no se encontraron nidos en áreas con deforestación superior al 70%.

En las zonas del Amazonas con más del 70% de deforestación, no se encontraron nidos  

Los autores calcularon que las áreas con más del 50% de deforestación no son aptas para que las águilas arpías críen a sus polluelos con éxito y estiman que alrededor del 35% del norte de Mato Grosso no es apto para la cría de águilas arpías. Esto puede haber causado una disminución en el número de parejas reproductoras en 3256 ejemplares desde 1985.

Los autores concluyen que, dado que las águilas arpías reproductoras dependen de alimentos específicos y rara vez cazan en áreas deforestadas, la supervivencia de las águilas arpías depende de la conservación del bosque.

Referencia: Tropical deforestation induces thresholds of reproductive viability and habitat suitability in Earth’s largest eagles (Scientific Reports) DOI 10.1038/s41598-021-92372-z