Tuitopía

Lo de Sánchez y Ayuso ya va requiriendo una hoguera de confrontación

Vuelve el líder supremo en una semana en la que ha salido el nuevo iPhone, cuya caja no contiene cargador, y 'La isla de las tentaciones' sigue dando que hablar

Lo de Sánchez y Ayuso ya va requiriendo una hoguera de confrontación
Lo de Sánchez y Ayuso ya va requiriendo una hoguera de confrontación

Apple ha lanzado esta semana el iPhone 12, un móvil con un precio que oscila entre los 1.127 euros y 1.362 euros, cuya caja no contiene cargador ni auriculares "para reducir el impacto ambiental", según la compañía. El Gobierno español va a reformar el Consejo General del Poder Judicial para poder elegir a sus miembros sin necesidad de una mayoría cualificada con el fin de "reforzar la democracia", y en Corea del Norte estamos desarrollando un programa armamentístico nuclear para "garantizar la paz en el mundo". Es el nuevo relativismo: puedes decir lo que quieras que al final es su palabra contra la tuya, libertad de expresión lo llaman en occidente. Lo que pasa es que con verdades tan distantes y tan distintas se puede llegar a un punto de no encuentro como al que están llegando Sánchez y Ayuso, a los que yo recomendaría una vía diplomática de resolución de conflictos que ya se ha ensayado en España: la hoguera de confrontación. Si el instrumento de La isla de las tentaciones no funciona ya pasaríamos al 'plan B': una mesa de diálogo entre el Gobierno y la CAM con Quim Torra como relator internacional. Estos han sido los mejores tweets de una semana en la que hemos superado un martes y 13 en 2020.

Nadal ha ganado su 13º Roland Garros ante el 'número uno' del mundo en octubre, jugando con anorak, con una tierra batida en la que ya empezaban a brotar brotes verdes y con unas pelotas diseñadas para perjudicarle. El manacorí empieza a acudir al torneo francés con la misma seguridad con la que yo acudo a unas elecciones. Cristiano Ronaldo, al que no le gusta que le roben protagonismo, ha sido noticia por la reapertura de su conflicto legal en EE.UU. por una denuncia de violación y por haber cogido la covid pero ni siquiera ‘El bicho’ cogiendo ‘El bicho’ ha podido eclipsar a Kerry Caverga, el aficionado peruano que demuestra que el fútbol-sala español no entiende de fronteras.

El ‘What a time to be alive’ de la semana lo ha protagonizado María Isabel, la cantante de ‘Antes muerta que sencilla’ que ahora deberá rondar los 87 años. Los Meconios, una banda que hace parodias humorísticas de canciones, ha versionado su famoso hit reconvertido en ‘Antes facha que chavista’, lo que ha molestado a la artista que los ha denunciado a la SGAE por utilizar la pista sin su permiso. Este hecho sin importancia que debería haber pasado inadvertido, ha convertido a María Isabel en una especie de nueva Rosa Luxemburgo. María Isabel será muy de izquierdas pero tiene pinta de no haber enriquecido uranio en su puñetera vida.

El meme se ha convertido en el lenguaje universal, lo que una vez intentó ser el esperanto. A veces identificamos los memes con imágenes que sugieren algo pero también son juegos que se ponen de moda en las redes. El de esta semana ha sido el ‘How it started / How it’s going (Cómo empezó / Cómo va), un juego en el que los tuiteros comparan el pasado de algo con su situación actual.

Y el cajón de sastre de Tuitopía esta semana podríamos titularlo ‘Cosas que no son lo que parecen’: desde un desfile del Orgullo Gay que en realidad es una graduación de policías en Egipto (donde está perseguida la homosexualidad), a unas medias de mercadillo después de una Nochevieja que en realidad son una prenda de alta costura de Gucci. Toda la fantasía de la postmodernidad en 280 caracteres.

“Si mezclas las caras de Trump y Biden obtienes la persona con el aspecto más británico imaginable“.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba