mundial

¿Mereces ser despedido por hacer el cabra en redes sociales? El caso del hincha colombiano

Un ejecutivo de la aerolínea colombiana Avianca es despedido de su trabajo por beber alcohol en un estadio del Mundial y subirlo a sus Facebook. El lado oscuro de las redes vuelve a hacer su trabajo, el linchamiento mediático por un error fuera de contexto se lleva otra carrera (y probablemente algo más) por delante.

El caso del hincha colombiano
El caso del hincha colombiano pulzo.com

El cóctel es perfecto y se está volviendo demasiado habitual. Audiencias millonarias, fútbol, patriotismo, un error en redes sociales y... ¡a la puta calle!

La noticia es tendencia en Colombia, el gerente regional de ventas de Europa y Asia de la compañía Avianca ha sido despedido fulminantemente de la empresa por esconder alcohol en unos prismáticos para bebérselo durante el partido que su selección jugó (y perdió) contra la de Japón y tras compartirlo en sus redes.

El hijo del presidente colombiano ayudó a viralizar la trastada y a alimentar el linchamiento.

-------------

El protagonista —cuyo nombre no nos importa y no vamos a reproducir para fustigarlo aún más— tuvo la majestuosa idea de convertir en petaca unos binoculares clásicos y fotografiarse en el delirio de la masa en el Mordovia Arena. No hay que olvidar que beber alcohol no está prohibido en los estadios de Rusia durante el mundial. De hecho se puede comprar cerveza, lo que no está permitido es introducir licores en los recintos deportivos. Mundo hipócrita que regula su ética por simple cuestiones de marketing.

Las redes sociales funcionan como jueces totalitarios que magnifican los errores, descontextualizan y dictan penas inmerecidas

Lo que pasó después no te sorprenderá... Las redes y las masas no entienden ya de contextos. Tras publicarlo en su Facebook el vídeo (y la indignación) saltaron de redes y se llevaron por delante a su protagonista. El resto de acompañantes fueron identificados y señalados también por la fuerza bruta de esa viralidad. 

Su empleadora no tardó tampoco en pronunciarse en la misma plataforma en la que se estaba linchando al sujeto:

-------------

No está prohibido consumir alcohol en los estadios de Rusia, de hecho se vende cerveza. Al hincha le han jodido la carrera por el buenísimo, la hipocresía y el policorrectismo social

El revuelo del país, la indignación por la derrota ante un supuesto rival fácil ha focalizado la crítica en la hinchada amarilla y su comportamiento, apelando al nacionalismo para reprochar comportamientos individuales. Los titulares y comentarios sobre el asunto no tienen desperdicio: 

comentarios
comentarios Facebook

Las redes están cambiando el paradigma de lo políticamente correcto. Ahora el marco legítimo no se circunscribe al lugar de los hechos sino que se vende una actitud global que hay que respetar a rajatabla. La privacidad está constantemente violada por la ética de lo común. Unos falsos principios imposibles de cumplir. Como si el comportamiento mío en un estadio fuera igual que en mi puesto de trabajo.

Pero sobre todo, fiscalizar cada actitud infantil con leyes globales —estando sujeto a normativas y multas locales— solo nos puede conducir a la destrucción de la individualidad y a castigos absolutamente desproporcionados.

Sí, el reflejo de lo que hacemos en cualquier lugar define lo que somos, pero si olvidamos el contexto, las razones por las que lo hacemos, por las que nos divertimos acabaremos todos por comportarnos como borregos.

Quién esté libre de pecado, de infringir alguna vez sus principios, o de tuitear borracho que tire la primera piedra... 

-------------

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba