Este jueves se ha inaugurado el Primark en Bilbao, ubicado en la Gran Vía, en la torre Bizkaia, la que fue durante años la sede del BBVA. La tienda tiene 4.550 metros cuadrados que se distribuyen en cuatro plantas.

La presencia de la multinacional irlandesa en la ciudad ha causado furor, a pesar de que es la tercera que hay en el País Vasco, hay otra en Vizcaya desde 2008 -en el centro comercial Ballonti de Portugalete- y otra en Vitoria desde 2012 -en el Centro Comercial El Boulevard-.

Primark también abrirá una nueva tienda en San Sebastián dentro de los próximos dos años que estará ubicada en la nueva ampliación del Centro Comercial Garbera.

La tienda tendrá un horario de 9:30 de la mañana a 21 horas de la noche de lunes a sábado y cuenta con "amplias medida de seguridad" para que empleados y clientes "puedan trabajar y comprar con confianza".

En el interior del establecimiento se ha celebrado una fiesta de inauguración a la que han invitado a varias influencers.

Este establecimiento ha creado más de 180 empleos locales y con él se elevan a 51 el número de tiendas que tiene Primark en España.

La apertura de Primark Bilbao ha causado una gran polémica en redes

La apertura de esta nueva tienda ha causado una gran polémica en las redes sociales debido a las decenas de personas que se han agolpado a las puertas, esperando su turno para entrar, cuando aún seguimos en plena pandemia del coronavirus.

Mucha gente ha madrugado para ser los primeros en entrar y han hecho colas de tres horas, desde las 7:00 de la mañana hasta las 10:00, que era la hora a la que abría.

Las largas colas y la situación que vivimos ha llevado a que varios usuarios tachen la situación de "ridícula" o a escribir quejas como: "Así no va", "poco nos pasa" o "Los que hacen 3 horas de cola en el Primark, luego no se quejarán cuando están esperando en las colas para poner las vacunas, verdad? Vergüenza ajena".

También hay mofas al respecto: "Pero si hay otro a diez minutos en Portugalete". Incluso hubo una persona que declaró en la radio haberse cogido un día de vacaciones para ir al Primark.

En las redes se pueden leer comentarios como: "Si ya me parece de idiotas hacer cola para la apertura de Primark, que además tiene venta online, hacerlo en plena pandemia es de ser imbécil", "Cómo está el patio. ¿Qué costará esperarse un par de semanitas? Todo por ser los primeros", "Me explicas las colas para la inauguración del primark? estáis malitos", "Estamos tan necesitados de algo que nos ilusione que hacemos cola para entrar los primeros al Primark".