Dieta Barf

Si tu perro come solo carne cruda puede mejorar así pero también corre un alto riesgo

El dueño de un fox terrier publica en Twitter las fotos de su mascota antes y después de dos meses de dieta a base de carne cruda y sin ningún tipo de piensos. El cambio físico del animal es espectacular pero no justifica la superioridad de las dietas carnívoras sobre las de piensos. Detrás de las llamadas dietas BARF hay riesgos que conviene conocer antes de compartir con tu mascota.  

Si tu perro come solo carne cruda puede cambiar así pero también supone un alto riesgo
Si tu perro come solo carne cruda puede cambiar así pero también supone un alto riesgo @notsleepy

El perro es un animal carnívoro por naturaleza. Tiene la dentición puntiaguda para desgarrar y cortar la carne, el intestino más corto y ácido (no es eficiente fermentando vegetales) y no tienen molares planos.

Esta es la consigna que esgrimen los defensores de la dieta BARF (Biologically Appropriate Raw Food) o 'Alimentos Crudos Biológicamente Apropiados' para no utilizar los piensos compuestos con cereales y proteínas de peor calidad. Se trata de alimentar a tu mascota con alimentos apropiados a su especie y sin ningún tipo de procesamiento. Esto es, en el caso de los perros, carne cruda. Así lo hacían habitualmente los galgos de carreras y los perros para trineos hasta que en 1993 el veterinario australiano Ian Billinghurst lo propuso para los domésticos.

Tony Spencer [@notsleepy] es un ingeniero afincado en Carolina del Norte (EEUU) que ha querido demostrar que esta dieta es la mejor para su mascota. Su perro ha sufrido un cambio radical en tan solo dos meses desde que la practica:

-------------

Los colores de su pelo son mucho más vivos —de hecho antes apenas se notaban las manchas negras— los ojos no están hundidos, la cola está levantada y el animal tiene más energía que nunca, según su dueño. Parece otro animal, pero es el mismo. Así lo ha compartido @gemagoldie en español.

Algunos han querido ver una manipulación fotográfica en las imágenes de Tony pero el autor ha salido al paso rápidamente con un vídeo del animal en su estado actual.

-------------

En la misma cuenta de perfil donde se han compartido las imágenes se pueden encontrar fotos de hace tiempo con el estado anterior del perro. Esta foto, por ejemplo, tiene casi un año:

-------------

Otra posibilidad lanzada en algún comentario es que el perro fuera un cachorro cuando inició la dieta y haya 'mudado' su pelo hasta el color habitual de cuando son adultos:

-------------

Pero el dueño ha confirmado a Mémesis que el animal tiene ya 11 años de edad y la dieta es de este mismo año. Según su propietario el animal ha pasado control veterinario durante años en una clínica de su localidad. Solo una alergia cuando era cachorro (hace ya 10 años) estuvo a punto de matarle y podría haberle dejado alguna secuela.

-------------

El ingeniero ha compartido también la cuidadosa y estudiada dieta que está suministrando a su mascota:

-------------

Pero ¿Es posible este cambio de aspecto tan radical solo comiendo carne cruda?

Según los profesionales consultados faltan datos para saber el estado anterior de la mascota. Conocer su alimentación y analítica anterior sería fundamental para establecer una valoración objetiva y científica que descarte cualquier tipo de enfermedad.

Hay evidencia sobre la mejora de la piel y la reducción de las enfermedades dentales en las dietas basadas en carne cruda exclusiva; pero también se han demostrado carencias en calcio, cobre, zinc y yodo, las vitaminas A y D y fósforo si no se efectúa un control estricto del alimento proporcionado. Y esto no es tan fácil como parece. Ahí el pienso (bueno) tiene la ventaja de estar mejor fabricado y calculado, y por eso es más cómodo y ofrece mejores garantías.

Los perros no son como los carnívoros salvajes, han evolucionado con nosotros durante casi 40.000 años y su dieta no puede ser igual que la de un león, de hecho y a diferencia de éste, están preparados para digerir el almidón, por ejemplo, que llevan muchos piensos compuestos. Por eso las carencias de calcio y fósforo de la BARF puede generar problemas de huesos.

Para María Teresa Sánchez [@Terenaria], veterinaria:

"Puede que el perro tuviese un IBD (enfermedad inflamatoria intestinal ) y el cambio de alimentación haya mejorado y de ahí el cambio. La alimentacion BARF es una tendencia que viene de Australia. De base no está mal... pero debes hacerlo según unas tablas por que si no no le das una alimentación correcta. Funciona si lo haces bien pero como le das comida cruda debes desparasitsr a tu perro con la frecuencia de un perro de caza.

[...] según el dueño antes se gastaba 100 dólares en un pienso hipoalergénico ¿Por qué haría ese gasto sin un problema de base? Quizás la dieta monoproteica le este funcionado por una enfermedad no diagnosticada..."

Álvaro, de @inFoodmation, es de la misma opinión: "[...] la carne cruda entraña el peligro de estar contaminada por microorganismos patógenos. De hecho hay evidencia científica acerca de los problemas de estas dietas: Salmonella, Campylobacter, Yersinia [...] También hay algún estudio que muestra ciertas carencias nutricionales de la dieta BARF"

Paradójicamente los problemas de bacterias y patógenos de estas dietas vienen de los compuestos congelados que se están poniendo de moda entre los defensores del BARF y que no acuden a la carnicería todos los días. En un estudio reciente publicado en Vet Record señala que el 80% de las muestras congeladas analizadas contienen Escherichia coli (E. coli) y el 23% con una E. coli que puede llegar a causar insuficiencia renal en humanos. El mayor problema de la BARF puedes llegar a ser tú, no tu perro.

Según la veterinaria Lisa M. Freeman el pelaje brillante y colorido típico de la dieta BARF como la de nuestro perro protagonista es el resultado de la composición rica en grasas de la carne cruda. Pero hay piensos con alto contenido graso que producirían el mismo efecto sin el riesgo de una dieta posiblemente desequilibrada. No hay un pienso malo, sino mal elegido.

En definitiva. Se han demostrado beneficios de las dietas de carne cruda siempre que esta se haga bajo una vigilancia estricta y cualificada. Pero es mucho más caro y arriesgado que la tradicional. Abandonar la alimentación procesada para jugar a la ruleta rusa bacteriana no parece ser la mejor idea. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba