Se acabó. El último debate del bipartidismo se despide de la televisión con una sobredosis de ‘y tú más’, un batallón de rancios reproches y dos candidatos que ya ‘han dado la vuelta al jamón’ de su carrera política.

A pesar de tener todavía la mayor representación parlamentaria la contienda ha trascendido al mismo nivel que un partido de segunda. Con los equipos luchando por reengancharse a la atención mediática de la primera división, una liga donde todos se han ganado ya la misma importancia y donde no hay privilegios para los de siempre.

Nuestro termómetro social ha intentado luchar contra la somnolencia que regalan los lunes para rescatar las mejores metáforas gráficas que explican desde el humor este último cara a cara (y sus prolegómenos) de la democracia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

https://twitter.com/JPelirrojo/status/676521709617442816

 

 

 

https://twitter.com/Hibai_/status/676514759827709952

 

 

 

 

 

 

 

https://twitter.com/DrZurdo/status/676524416709341184

 

 

https://twitter.com/Sr_Rembrandt/status/676529089860280320

 

 

 

 

 

 

https://twitter.com/alvaro_velasco/status/676519688298459136