pseudociencia

No Ikea, las plantas no entienden el árabe

Un polémico experimento de la multinacional sueca para luchar contra el bullying se le ha vuelto en contra. Bajo el lema 'Insulta a una planta' la compañía pretende concienciar contra el acoso escolar mostrando como una planta, en igualdad de condiciones, se marchitan antes si recibe insultos que piropos. El experimento es una colección de despropósitos contra el método científico que deja en evidencia el rigor de la marca y su marketing.

El experimento lo ha lanzado la multinacional en su sede de los Emiratos Árabes Unidos:

"Las plantas tienen sentimientos, al igual que las personas. ¿Qué sucede cuando alimentamos a una planta con cumplidos y otra con comentarios negativos? Mira cómo involucramos a los estudiantes en un experimento social para crear conciencia sobre los efectos del acoso", dice la descripción del vídeo en Youtube.

Dos plantas similares encerradas en urnas de metacrilato y con las mismas condiciones de luz y agua hacen una ruta por diversos colegios de los Emiratos durante 30 días. En cada urna se reproducen constantemente mensajes de audio grabados por los alumnos. En una de ellas son cumplidos o piropos y en la otra insultos y notas más groseras.

Al final del experimento la planta que ha recibido los audios negativos aparece con un aspecto mas descuidado y mustio, como si los improperios hubieran afectado a su vitalidad. La conclusión es que las plantas tienen algún sistema biológico que es influido por la negatividad de un mensaje. Es decir entienden y distinguen el árabe, que es el idioma en que han recibido los piropos e insultos. Un descubrimiento que podría revolucionar la ciencia si no fuera por que ...es absolutamente falso.

El resultado del experimento
El resultado del experimento Youtube

El experimento no es más que un intento 'buenrrollista' de utilizar una idea poética y 'magufa' para luchar contra el acoso. Pero el resultado no es nada pedagógico porque el punto de partida es una falsa teoría basada en la pseudociencia: las plantas nos entienden. No se puede enseñar a un adolescente con mecanismos y ejemplos falsos. Aunque sea por una buena causa.

La teoría de la conciencia de las plantas y de su 'humanización' es muy peligrosa. Las plantas no tienen sentimientos ni hablan idiomas. No es lo mismo afirmar que las plantas tienen memoria para registrar las condiciones ambientales a afirmar que tienen recuerdos y pueden reconocernos. No es lo mismo afirmar que las plantas pueden reaccionar positivamente al Co2 emitido al susurrarlas que sugerir por ello que entienden tu idioma o empatizan contigo. La ciencia necesita rigor para explicarse. El resto es mala publicidad o un experimento mediocre de los cazadores de mitos.

Para Amara [@biomara], Doctora en Bioquímica y Biología Molecular y Premio Nacional de Investigación en Relaciones Hídricas de Plantas está bastante claro:

"Las plantas no tienen sentimientos como tales. Perciben luz, sonido, tacto, ondas, depredadores. Y actúan en consecuencia. Hay comunicación vegetal también. Es molecular. Todo eso es cierto. Lo que no podemos es dotarlas de sentimientos animales ni humanos.

Este experimento es muy superficial. Hay factores que no se han determinado y pueden influir en el desarrollo y crecimiento de la planta. Se llama virus, mosca blanca, araña roja...."

Las condiciones del experimento de Ikea no son nada científicas, aunque lo parezcan. La luz, los microorganismos del ambiente de aislamiento, el trasporte, las semillas de cada planta, todo puede desencadenar crecimientos alternativos muy dispares. Si fuera tan fácil todas las plantas de un mismo cultivo tendría la disposición o tamaño de hojas y frutos iguales. Y eso es imposible. Tampoco ha habido revisión neutral del experimento ni se pueden consultar las condiciones públicas del mismo. 

Antonio J. Osuna Mascaró [@BioTay] Paleontólogo y Máster en neurociencia y biología va por la misma línea:

"Los errores teóricos de procedimiento en un experimento así son infinitos. Lo fundamental es que no siguen jamás un doble ciego, ese es el truco. [El ciego, en este caso, sería no saber cuál recibe los insultos hasta el final del experimento, esto evitaría el sesgo del observador y la manipulación inconsciente de todos los visitantes] 

No es necesario que hayan manipulado el experimento conscientemente. La clave está en que una planta tiene escrito 'trátame bien' encima y otra 'trátame mal'. Muy probablemente se deba a la falta de agua (las hojas se ven muy caídas)."

Hace una temporada un experimento parecido al de Ikea se volvió viral en las redes. Youtube está lleno de ejemplos. Consistía en guardar en dos botes de cristal un poco de arroz blanco hervido con dos etiquetas distintas en los frascos. Una con una palabra positiva escrita y otra con una palabra negativa. La teoría pseudocientífica y neo-emocional afirma que el bote que recibe palabras negativas acaba pudriéndose antes que el de los piropos. Todo ello basado en la palabrería del charlatán Masaru Emotoun tipo que reconoce que sus experimentos no son científicos. 

El biólogo Carlos Lobato y varios compañeros se encargarían de desmontar el experimento con el rigor del método científico.

-------------

El responsable de la campaña y Director General de IKEA en los Emiratos, Vinod Jayan —lejos de avisar que solo se trata de una campaña de marketing guionizada— ha dicho que están muy contentos con los resultados: "Esta es una iniciativa increíblemente efectiva que ha alentado a muchas personas. ¡Ha ayudado a los niños y sus familias a comprender el impacto que las palabras pueden tener! Escuelas en todo el país se han acercado a nosotros para realizar el experimento en sus centros". Muy difícil de entender en una multinacional que pretende vender la cultura Ikea: rigor, sencillez, practicidad y modernidad.

Hemos intentado contactar con el departamento de marketing de Ikea España para que nos den su opinión sobre la campaña pero de momento no hemos recibido respuesta.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba