Será por la crisis o por hacer hueco a algún nuevo capricho, pero Arnold Schwarzenegger ha decidido desprenderse de uno de los modelos con el que menos desapercibido pasa por California, un espectacular Mercedes Unimog U1.300-a SE de 1977 tuneado a su particular gusto. Y pide por él nada menos que 270.000 doláres, algo más de 200.000 euros, una cantidad superior incluso al valor de mercado cuando fue adquirido. Eso sí, apenas le contemplan poco más de 2.000 kilómetros y, además de ser propiedad de quien es, lleva estampada la firma del propio Schwarzenegger en el salpicadero.

El imponente Unimog fue modificado por el propio Arnold. Un coche, sin duda, a la medida del corpulento actor.

Provisto de unas enormes llantas de 22 pulgadas de diámetro calzadas con neumáticos Michelin XZL de medida 445/65, la altura del Unimog llega casi a los tres metros y, por si acaso, cuenta con una barra antivuelco que puede soportar el peso de este gigante en caso de accidente además de montar una suspensión neumática para hacer más confortable la conducción.

También la mecánica está modificada y adaptada a los gustos del popular actor, un motor turbodiésel de 6,4 litros que desarrolla 320 CV, una cifra que debe asustar una vez a sus mandos y que no hará precisamente fácil su conducción.