Rihanna es una de las cantantes más polémicas del panorama actual, junto a Miley Cyrus o Lady Gaga. No se corta con nada ni tiene reparos en desnudarse, en fumar sustancias alucinógenas o en mostrar su cara violenta, si es preciso.

Estas últimas tres cosas son las que ha aunado en su nuevo videoclip, el que compaña a la canción Bitch Better Have My Money. El single es un adelanto de lo que podremos escuchar en el disco que tiene previsto sacar a lo largo de este año.

En las imágenes no falta de nada. Una rubia explosiva y millonaria, mafias, drogas, desnudos -muchos-, cómplices sexys, billetes y asesinatos. Aunque ha tenido una muy buena acogida, es evidente que el vídeo podría herir la sensibilidad de más de uno, ya que incluso la propia RiRi aparece al final con la cara ensangrentada en un primer plano. Impactante y provocador, cuanto menos.

En pocas horas, se ha hecho con el título de la primera artista en conseguir 100 millones de certificaciones por las ventas de sus singles en formato digital y físico. Esto la sitúa a la cabeza, incluso, de cantantes como Taylor Swift, Katy Perry y Kanye West.

La de Barbados ha contado para el videoclip con una española, Sita Abellán, una de las que hacen de partenaires con melenita y flequillo rectos y rubio platino. La trama fue creada por la cantante hace ocho meses y ahora, recién lanzado, está más que contenta, tal y como ha expresado en una de sus redes sociales.

Parece ser que es un buen momento para RiRi, tanto en lo profesional como en lo sentimental. Recordemos que desde hace algún tiempo se la relaciona con el jugador de fútbol Karim Benzema