De Alaska a Rossy de Palma o de Mario Vaquerizo a Bibiana Fernández. Ellos son los incondicionales de David Delfín, quien abrió esta edición de la pasarela madrileña. ¿La sorpresa? El buen rollo que mantiene con su ex Pelayo Díaz, quien tras su #pablayo se ha sentado en el frontrow de su ex novio para disfrutar de la colección. Eso sí, como ya ocurrió en la fiesta de S Moda, el influencer se ha negado en rotundo a hablar de la amistad con el cantante.

Precisamente, Rossy de Palma repitió visita con su hija Luna, ya muy mayor y que aspira a hacer sus pinitos también como actriz, mientras Bibiana hizo lo propio como musa de esta edición en el desfile de Andrés Sardá, toda una diva con su perrita Hope.

Incondicionales que no falten. Ese es el caso de las modelos Helen Lindes y Mar Flores, la socialité Carmen Lomana y Fiona Ferrer -muy amiga de la directora de la feria, Cuca Solana-, la ex Miss España, modelo y actriz Juncal Rivero o los más fashionistas de todos, el estilista Josie –quien antes presentó varias ediciones de la pasarela- y Brianda Fitz James, nieta de la desaparecida duquesa de Alba, que llegó a tener su propia línea de ropa en el espacio de EGO por nombre Planet Palmer, aunque ya en la edición pasada su stand desapareciera. Ambos fueron a ver el desfile de su amigo Duyos, con el imprevisto previo de que un foco quemado hizo saltar lar alarmas del pabellón 14.1 de Ifema.

Todos ellos han pasado por el espacio patrocinado por Bombay Sapphire para tomarse una copa entre amigos. Desde Lydia Lozano hasta Fede, el ex de Ylenia, o Luján Arguelles a Marta Robles, la ex de Telemadrid. Con sus más o sus menos, sus amigos o no tan amigos, todos han probado los cócteles de autor que por vez primera, ha tenido cada diseñador de forma propia.

Y actores tampoco han faltado. Ni Xenia Tostado, ni la cuadrilla de Sofocos Plus, -compuesta por Fabiola Toledo, Teté Delgado y Elisa Matilla-, aunque con la ausencia de Anita Obregón, a la que extrañamos. Dos chicas Velvet, Marta Hazas –junto a Marisa Paredes- y Amaia Salamanca –aunque ésta última emprende nueva serie también en Antena 3 por nombre La embajada-.

La novia de Mario Casas, Berta Vázquez, o la chica de los ojos bonitos, Hiba Abouk, que pronto se despedirá de El príncipe (Telecinco), aunque el rodaje terminó hace ya meses, tampoco se han perdido ‘la nueva habitación azul de los espejos’ (The Art Room) tan popular ya en redes, del Kissing Room de este año.

No ha faltado de nada. Ni las caras de enfado de Ana García-Siñeríz; ni la duda razonable de Ágatha Ruíz de la Prada sobre lo que se estaba bebiendo.

Todos ellos han aportado su granito de arena, han vivido alguna nueva experiencia, que silas juntamos todas, hacen de estos días, jornadas entrañables de la Fashion Week, en ese rincón secreto que pocos ven y que, aunque no muy lejos de las pasarelas, no están protagonizados por la moda.