homofobia

El primer beso gay de Disney y varias lecciones contra la homofobia

La noticia que anuncia el primer beso gay en una serie de animación de la factoría Disney genera un aluvión de reacciones en redes sociales. Reproducimos un par de lecciones al argumentario homófobo que rechaza la normalidad en la animación comercial.

El primer beso gay de Disney y una lección contra la homofobia
El primer beso gay de Disney y una lección contra la homofobia Memesis/Disney

Disney, la factoría que mató cruelmente a la madre de Bambi, la que nos vendió el racismo imperialista de los exploradores de Pocahontas, la que nos provocó pesadillas con los 'Pink Elephants' de Dumbo o con la explotación infantil en un circo ruso de un niño de madera al que su nariz le dejaba en evidencia...

C57qucpWcAALWRR

-------------

Disney, la productora que nos convenció de la importancia de la belleza física con la bruja de Blancanieves, o que lo normal es que los animales canten, bailen, eructen y se abracen...

A la compañía responsable de todo eso le ha costado casi 100 años mostrar el primer beso entre dos personajes humanos del mismo sexo. Y ha sido en una producción de serie B para su televisión comercial.

Y, lo peor de todo, no lo ha hecho hasta ahora porque barruntaba la respuesta social.

Se trata de la serie 'Star contra las fuerzas del mal'. Una producción para el canal Disney XD creada por una mujer, Daron Nefcy y cuya escena ha generado todo tipo de comentarios absurdos en redes sociales.

Star contra las fuerzas del mal
Star contra las fuerzas del mal Disney

Se puede besar a un sapo, se puede besar el cadáver de un príncipe para intentar resucitarlo, se pueden besar dos perros comiendo espaguetis, dos ratones con ensaimadas chamuscadas en las orejas, o dos patos gangosos. O —ya fuera de Disney— Bugs Bunny se puede vestir de mujer y besar compulsivamente en la boca al cerdo Porky, la Pantera Rosa puede jugar con una sexualidad indefinida pero... ¡ojo! que no se besen dos chicos o dos chicas normalísimos durante medio segundo en una producción B de tu compañía. 

-------------

La misma gente que jamás ha protestado por el tufillo machista de Mulan (1998) cuando un grupo de guerreros explicaba cómo es la mujer ideal:

"Mi chica se maravillará de mi fuerza, adorará mis cicatrices de batalla, no me importa cómo vista o como luzca, sino cómo cocine"

O por el ídem en la producción Aladdin (1992) cuando el rey se lamenta de haber tenido una hija desobediente y que no quiere casarse con quién él le diga.

O cuando un conejo repelente besó en los morros a un negro con muchísimo dinero. [Sí, Space Jam es de la Warner]

-------------

...esos mismo se escandalizan hoy por un par de besos inocentes entre varios personajes adolescentes cortados por el mismo patrón. La ficción molesta solo cuando el homófobo no se da cuenta que eso es lo realmente normal. 

Las reacciones en redes sociales al anuncio de Disney muestran lo necesario que es seguir luchando contra la homofobia y criticarla hipocresía condescendiente de muchas multinacionales.

Disney lleva años navegando en el barco del policorrectismo respecto a la identidad sexual y esto es solo un globo sonda para estudiar el impacto mediático de algo que debería ser habitual en sus superproducciones desde hace tiempo. Y eso también es una actitud transigente con la homofobia.

Homofobia

-------------

-------------

Como era de esperar, las publicaciones en Redes de El País (en España), El Espectador (Colombia) o La Nación (Paraguay) han generado una respuesta de odio e intolerancia indescriptible y repugnante.

Afortunadamente nada mejor para luchar contra ello que las voces mesuradas de quienes han sufrido en su carnes el abuso y la discriminación por elegir libremente su condición sexual y saben defenderse. 

gay

-------------

Todos los preocupados por lo que será de sus hijos al ver hoy este 'ramalazo gay' de Disney deberían pensar que la mayoría de homosexuales de ahora fueron educados con películas, personajes y estándares heterosexuales de hace 30 o 40 años cuando el tabú era real. No existe influencia ninguna entre lo que veas en la tele en tu infancia y tu orientación sexual.

Lo único que aprenderán esos niños al oír la queja de sus padres es a ser tan intolerantes como ellos.

opinión2

-------------



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba