Con el propósito de sensibilizar a la población contra el racismo, Correos ha impulsado una campaña, "Equality Stamps", que ha descolocado a más de uno en redes sociales. La empresa pública ha lanzado una nueva colección de sellos cuyo precio oscila en función de la tonalidad de la piel que representan, otorgando menos valor a las estampas más oscuras.

Así, al hacer un envío será necesario usar más sellos negros que blancos, de modo que cada carta se convertirá en un reflejo de la desigualdad creada por el racismo, según pretende la compañía. Sin embargo, la iniciativa ha generado cierta confusión en redes sociales, y muchos han considerado que es desatinada porque el mensaje que sale a relucir es el contrario.

Según recoge Correos en su web, la colección tiene como objetivo ayudar a crear conciencia sobre la diversidad, la inclusión y la igualdad de derechos.

"En Correos no nos mantenemos al margen frente a la discriminación racial, por eso, en el mes Europeo de la Diversidad y coincidiendo con el primer aniversario del asesinato de George Floyd, lanzamos una colección de sellos que refleja una injusta y dolorosa realidad a la que se enfrentan millones de personas cada día. Cuanto más oscuro es el color del sello, menor valor tendrá", indica la compañía.

"Convertimos así cada carta y cada envío en un reflejo de la desigualdad que crea el racismo, y en un paso más hacia su desaparición definitiva".