Tras la polémica que suscitó hace unos meses por su comportamiento en la Comisión de Cultura, Andrea Levy, de 36 años, se ha vuelto a convertir en protagonista de las redes por su última intervención en la sesión plenaria del Consistorio madrileño.

La delegada del Área de Cultura, Turismo y Deporte del Ayuntamiento de Madrid (PP) está recibiendo muchas críticas y mofas por un vídeo que se ha hecho viral en el que se la ve cómo se le traba la lengua y comete varios errores en cuestión de minutos mientras lee su discurso.

Levy habló de los altercados vividos en algunas ciudades de España tras la encarcelación del rapero Pablo Hasel: “Llevamos sufriendo agresiones en Cataluña y el País Vasco, con mi… miserable silencio cómplice del nacionalismo. Vencerán siempre las palabras frente a los cristales rojos, cristales rotos, perdón. En cualquier época, en cualquier momento”, dijo, confundiéndose por primera vez.

https://twitter.com/MnicaRebullCome/status/1364687432281645058

Se traba la lengua varias veces y dice: "cuerpas del Estado"

A este error le siguió otro el pronunciar la palabra "cuerpas" hasta en dos ocasiones seguidas. “Estamos con las fuerzas y cuerpas de seguridad porque son garantía del mantenimiento del orden necesario para convivir en paz y en libertad. Queremos que las fuerzas y cuerpas del Estado sientan nuestro firme respaldo”, ha señalado.

Los errores que cometió Andrea la convirtieron en objeto de crítica en las redes sociales rápidamente. Incluso está recibiendo muchas bromas y mofas por ello, en muchos casos aludiendo a si "no sabe leer", si venía "de fiesta" o si "estaba borracha".

Críticas y mofas contra Andrea Levy

Entre las críticas que está recibiendo en Twitter se pueden leer algunas como estas: "Andrea Levy, hueles a carajillo desde aquí", "Andrea Levy, Concejala de Cultura, Ocio nocturno y Festejos", "Perdió la vergüenza ya del todo. Que tome lo que la de la gana, pero que se corte un poco cuando tenga que hacer algún acto institucional ya que cobra por ello y debe un poco de respeto al personal".

O como estos otros: "No sabe leer o va borracha" o "Una fiestecita parece que se ha pegado la muy granuja. No sé si ha dicho bien una palabra. Aunque para las tonterías que dice normalmente, prefiero esta versión de problemas lingüísticos, dolor de cabeza y mandíbula desencajada".