Existe un argumento inefable en defensa de los regímenes autoritarios: el tofu, los tronistas y los youtubers llegaron con la democracia. El youtuber es básicamente un ser humano que ha decidido monetizar su dignidad y apuntarse a una carrera sin frenos de llamar la atención a cambio de espectadores.

El youtuber puede dedicarse a llamar Caranchoa al primero al que se cruce, a realizar retos de ingerir 10.000 calorías en media hora (Estiik), a regalarle galletas rellenas de pasta de dientes a mendigos (ReSet) o a meter la cabeza en un microondas lleno de cemento y dejarlo secar (TGFBro), aunque el youtuber estrella, el acomodado, tiene un oficio más digno: jugar a videojuegos delante de una webcam.

España es una potencia mundial en la industria de los youtubers y ElRubius algo así su buque insignia, por su lo que el anuncio de su mudanza a Andorra para pagar menos impuestos ha generado una polémica que ha recorrido todas las tertulias de la televisión mainstream, esa que existía antes de Youtube. La fuga de ElRubius abre un debate: ¿Cuántas horas diarias debe pasar alguien en casa para que no le importe vivir en Andorra siendo millonario?

ElRubius ha protagonizado buena parte del debate en Twitter estos días, aunque el influencer de la semana ha sido José Juan: 41 años, aspecto de 55, portero del Alcoyano, mito viviente del deporte español junto a Rafa Nadal y Paul Gasol tras eliminar al Real Madrid en Copa en una actuación sólo comparable a la de Maradona contra Inglaterra. 

Esta semana se ha realizado también el traspaso de poderes en Estados Unidos con la ausencia de Donald Trump que tenía problemas de agenda. Biden es el primer presidente del que tengo constancia en llegar a la presidencia con una edad superior a la esperanza de vida del país, lo que al menos nos asegura que no va a tener que aprovecharse de su cargo para colarse en la lista de vacunados.

La investidura nos ha dejado momentos como el traje de Kamala Harris, el mismo que llevaba Lisa Simpson en un capítulo en el que ejercía como presidenta. Todo está en Los Simpsons, menos lo de los youtubers en Andorra y lo de José Juan. 

"Todo lo que va a suceder ya ha pasado en Los Simpsons, pero esto es dar en la diana".

"Cuando tu primer año de vida es 2020, todo es una cabina de gel hidroalcóholico".