Mémesis

Así se vive una tragedia en redes sociales

El último terremoto en Ecuador nos muestra, una vez más, cómo las redes sociales replican en tiempo real el eco de una tragedia. Muchas de las 'réplicas' son muestras de solidaridad, información útil o de coordinación pero también hay bulos y mucho 'postureo'.

El terremoto de Ecuador, la última tragedia tuiteada
El terremoto de Ecuador, la última tragedia tuiteada Memesis/ BobEstropajo

Apareció una luz en el cielo de Ecuador como presagio de algo malo...

...Faltaban 2 minutos para las 19.00 h (hora local) en la región de Esmeraldas de la costa noroccidental de Ecuador cuando el movimiento de subducción de la placa de Nazca bajo la placa Sudaméricana originaba una ingente cantidad de energía capaz de colapsar edificios como si de papel de fumar se tratasen, generar el caos absoluto y cambiar las vidas de muchas personas.

Minutos después vinieron las réplicas, no solo son en forma de nuevos movimientos sísmicos sino también aquéllas que terminan convirtiéndose en código binario y traspasan las fronteras del pequeño país sudamericano a través de las redes sociales.

La información empieza a fluir en forma de datos imprecisos por el afán de algunas redes o medios de comunicación de ser los primeros en dar la noticia. Todo se convierte en un cóctel de confusión al hablar de las zonas afectadas, de los datos anticipados de la magnitud de aquella catástrofe natural y por el ansia de dar antes que nadie el número total de víctimas.

Casi recuperándonos del shock de tantos datos ambigüos aparecen las primeras imágenes, en esa fatal virtud de mostrarlo todo que a veces tienen las redes sociales en las tragedias.

Imágenes anónimas, sin filtrar, que hacen de la tragedia algo más real y cercano que cuando la vivimos solo en el telediario...

Y a medida que avanzan los minutos la información es cada vez más precisa pero al mismo tiempo más extensa, traduciéndose en más imágenes y datos trágicos…

El antes y el después de una tragedia...

…que provocó la reacción de las redes en forma de hashtags: #Ecuador, #TerremotoEcuador, #EcuadorTerremoto, #EcuadorEarthquake, #EcuadorListoYSolidario… en una frenética carrera por crear el “eslogan tuitero” que más enganche.

Y es que, en ocasiones, las nuevas tecnologías no hacen más que crear una perspectiva de ilusión que nos genera una sensación de globalización más bien irreal, ya que no siempre el impacto de tragedias naturales o humanas se miden por la dimensión mortal de las mismas, sino más bien en la cercanía sentimos ante aquella actualidad que nos afecta.

Para lo cual se activan nuevos resortes que socializan aún más la tragedia y permiten que, gracias a ellas, conocer lo necesario, lo inmediato: el estado en el que se encuentran nuestros familiares, amigos,…

Así es como Facebook lanzó de nuevo su “Safety Check” gracias al cual los usuarios que se encontraba en la zona podían avisar a familiares y amigos con un sólo click de que se encontraban en perfecto estado.

O iniciativas como la de la empresa SKYPE que a través de sus redes sociales lanzaba el siguiente aviso:

Las reacciones de políticos, cantantes, artistas y demás reconocidos personajes no se hacen esperar. Siempre habrá quien los critique por expresar su solidaridad, forzada o no, y también quien los hubiera enterrado en caso de no expresarla. Esto es Twitter.

Mensajes redes líderes políticas españoles. Fuente Twitter.

Se convierten, por tanto, las redes sociales en un especie arma de sillón de las desgracias contemporáneas de la que muchos difícilmente escapamos y otros, los menos, aprovechan para engrandecer su ego con retuits y follows.

No faltaron los bulos de siempre. Como el del Empire State Building iluminado con la bandera de turno. No es cierto.

O los siempre oportunistas que buscan, como sea, sacar rédito de una tragedia.

O los chistes malos de siempre.

Pero lo negativo es claramente superado por lo positivo en las redes, ya que sirven de vehículo para trasladar las acciones que organizaciones no gubernamentales (ONGs) están iniciando…

…ante las necesidades humanas de aquel cataclismo...

…o las económicas que conllevan este tipo de desastres naturales.

Pero siempre nos quedarán los que se encuentran allí donde acontece la adversidad, los que olvidan durante horas y días las redes sociales, las televisiones y demás medios y dan una respuesta ejemplar y “offline” hacia sus semejantes…

…o los que no son.

Y también quedarán los que sigan lanzando sus mensajes sin buscar ningún retuit a cambio, si no simplemente haber ayudado.

48 horas despues del seísmo la red sigue generando y difundiendo noticias. Una tragedia bastante ignorada por los medios internacionales que, sin embargo, ha funcionado muy bien en redes, como siempre.

Twitter en eso, nunca falla.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba