Mémesis Una víctima de ataque con ácido que da consejos de belleza en Youtube

Cada día tres mujeres en la India son víctimas de la violencia machista más cobarde. Aquella que busca añadir al daño psicológico un daño físico irreparable. “Si no eres bonita para mi no lo serás para nadie”. El ácido sulfúrico es utilizado desde hace mucho tiempo como producto básico de limpieza y puede encontrarse en cualquier callejuela por un precio irrisorio. Es más barato y fácil de encontrar una botella de ácido concentrado que un lápiz de labios rojo. “Haz el amor y no cicatrices” es una campaña de Ogilvy & Mather que busca acabar con esta venta indiscriminada.

El dolor que experimenta una víctima del ácido es indescriptible. Los nervios que atraviesan la cara son los que provocan los dolores más fuertes del cuerpo. Cuando estos se dañan o las estructuras faciales los comprimen las molestias no terminan de desaparecer y te acompañan para el resto de tu vida. Las operaciones y cirugías son muy caras y la mayoría de las afectadas no pueden costearse ni siquiera un tratamiento paliativo en un país muy pobre. El resultado es que las afectadas acaban recluidas y deprimidas de por vida.

Reshma Quereshi es una de las víctima de este tipo de violencia. Tenía 17 años cuando en 2014 el marido de su hermana y otro dos hombres les atacaron en una calle en Allahabad, al norte de la India. Su hermana consiguió escapar pero ella acabó en el suelo con tres hombres encima mientras le lanzaban ácido por la cara.

A partir de ese momento su vida fue un calvario. Infinitas cicatrices, pérdida completa del ojo izquierdo y complicadas infecciones en el derecho. Su cara desfigurada necesitaba intervenciones estéticas urgentes pero ni el gobierno ni ella tenían el dinero suficiente. La pérdida de autoconfianza y la burla fueron también daños colaterales.

Pero ella tuvo mucha suerte. Gracias a la difusión de su caso en redes sociales se organizó una campaña de crowdfunding en IndieGogo que recaudó el 400% del presupuesto necesario para la complicada operación. Su caso es excepcional. Miles de víctimas llevan la cara tapada involuntariamente para siempre y no renuevan su autoconfianza tan facilmente.

Hoy Reshma lucha por bajar las cifras de estos ataques y para ello protagoniza esta singular campaña y otras que la han convertido en reina de Bollywood. Ya en 2013, el gobierno de la India, presionado por la opinión pública intentó endurecer el control de venta de ácido por las calles. Dos años después de aquellas medidas los ataques con ácido han aumentado.

La campaña “Make Love, no scars” con apenas una semana de vida lleva ya 200.000 firmas y los tutoriales de maquillaje más de un millón de visitas.

¿Servirá para algo?

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba