Mémesis

"Hacer que Nike sea grande otra vez (o no)"

Nos preguntamos por qué muchos ciudadanos estadounidenses han decido en una especie de arrebato y locura quemar sus zapatillas, desagarrar sus camisetas y deshacerse de todo lo que lleve la marca Nike en sus vidas

"Voy a quemar mis zapatillas Nike"
"Voy a quemar mis zapatillas Nike" Memesis | Twitter Phil Braun @playazall

En los últimos días ha tenido especial repercusión en las redes sociales un buen número de publicaciones en las que podían verse a estadounidenses deshaciéndose de todo tipo de prendas y artículos de la marca Nike de las formas más cotidianas: recortando los símbolos de la marca, quemado en una hoguera sus zapatillas... Pero también de formas menos ortodoxas:

El origen de la polémica

El 27 de agosto de 2016 el jugador de los San Francisco 49ers Colin Kaepernick permaneció en el banquillo durante la interpretación del himno nacional estadounidense en los prolegómenos del partido que su equipo jugaría contra los Green Bay Packers.

Días después, el 1 de septiembre, su actitud fue aún más evidente cuando, junto a su compañero Eric Reid,permaneció agachado con una rodilla en el suelo durante la interpretación del himno antes del partido de la National Football League (NFL) que su equipo jugaría en San Diego.

De esta forma pacífica y silenciosa, el ex-quarterback Kaepernick quiso manifestar su repulsa a los abusos policiales sufridos por la comunidad afroamericana en su país.

No me voy a poner de pie para mostrar orgullo por un país que oprime a la gente negra o de color

Colin Kaepernick

La acción de Kaepernick no tardó en adquirir gran repercusión en todos los medios y redes sociales en un país en el que existe un importante respeto a los símbolos nacionales, y más cuando en el foco de la noticia se encontraba una estrella del fútbol americano.

Especialmente intenso fue el efecto en redes sociales. El patriotismo y racismo se unieron en una mezcla explosiva y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se encargó de prender la mecha con sus declaraciones respecto a lo que deberían hacer los jugadores de la NFL que no muestren respeto a los símbolos nacionales: "Quizás no deberían estar en el país", dijo.

Controversia en la sociedad estadounidense

El presentar honores a la bandera e himno nacional en los Estados Unidos antes cualquier espectáculo deportivo es un ritual que se repite evento tras evento y al que la sociedad estadounidense está acostumbrada y -mayoritariamente- orgullosa aún cuando en ocasiones dichos actos son auspiciados por el Gobierno y tildados por senadores republicanos como "trucos de marketing que no deberían ser financiados por lo contribuyentes".

Esta mezcla de deporte, patriotismo y militarismo llevó a que los argumentos en contra de Colin Kaepernick en redes sociales giraran en torno a su desprecio a las tropas y sus familias, especialmente de aquellos que habían perdido su vida por el país.

Ésta fue la constante a lo largo de los meses de polémica a la que se añadieron, de un lado, proclamas en favor de los policías asesinados y de medidas disciplinarias de la NFL contra el jugador y, por otro, a tildar la campaña contra Kaepernick como un ejemplo más del racismo rancio aún instalado en los Estados Unidos.

Y la polémica se prolongó durante meses más aún cuando de nuevo el presidente Donald Trump durante un m el 22 de septiembre de 2017 en Alabama dijo: "¡Saquen a ese hijo de puta del campo de juego ahora mismo!". 

Las consecuencias en contra el jugador de Milwaukee no se harían esperar: la 2016-17 había sido su última temporada como jugador de la NFL.

¿Marketing o compromiso social?

La polémica, el hecho de que Colin Kaepernich ya no fuese un jugador en activo y que durante el año 2017 su camiseta estuviese entre las 50 más vendidas de jugadores de la NFL, puso a la marca deportiva Nike en un escenario ideal para sus campañas de marketing, más aún cuando recientemente habían prolongado hasta el 2028 su acuerdo para vestir a todos los equipos de la liga nacional de fútbol americano.

"Sólo estoy aquí para recordar a la gente que el año pasado Colin Kaepernick estaba en el Top 50 en ventas de la NFL Jersey, a pesar de no estar en una lista. Nike hizo un movimiento de negocios."

Más aún cuando la firma estadounidense tiene experiencia en diseñar este tipo de campañas, tal y como reconoce también en este tuit la periodista Hemele Hill.

"Nike se convirtió en Nike porque fue construida sobre la idea de la rebelión. Esta es la misma compañía que negoció con la NBA prohibiendo las Air Jordan. Hicieron de Jordan la cara de la compañía en un momento en que los hombres negros eran considerados un gran riesgo como lanzadores. No son nuevos en esto."

Y así es como la marca de ropa deportiva anunció hace pocas semanas que Colin Kaepernick sería la imagen de la campaña de Nike con la que conmemoraría los 30 años del eslogan "Just do it" y que aprovecharán el partido inaugural de la NFL de esta temporada para poner en marcha dicha campaña y su anuncio televisivo.

La noticia de que el "traidor" Colin Kaepernick sería la imagen de Nike volvió a avivar la polémica y, como no, la participación de Donald Trump en ella con frases como "una decisión terrible" o "tendré que recordar a Nike que es inquilino de uno de mis edificios de Nueva York con su tienda 'NikeTown'".

Y volvieron a los medios y a las redes sociales las imágenes de meses atrás bajo el hashtag #NikeBoycott.

Además de otras como la de boicotear a la marca: en las últimas horas ha podido verse a multitud de personas quemando sus zapatillas Nike o recortando los símbolos de la marca de sus prendas deportivas.

Y también ha habido tiempo para algún que otro momento de sátira al boicot.

Este incendio ha provocado una caída del 3,2% de las acciones de Nike el día de la emisión del anuncio, pero también un impacto en redes de más de 2,7 millones de menciones -un 135% superior al de semanas atrás-, que según especialistas podría tener un valor de más de 43 millones de dólares.

Nike, sabedora de lo que conllevan las polémicas y su impacto, no ha dejado de avivarlas con la selectiva colocación de vallas publicitarias en aquellos lugares en los que la polémica ha sido más trascendente.

Pero al margen de que la marca estadounidense esté explotando el marketing emocional; el efecto "Kaepernick" está provocando una reacción no solo en otros jugadores, también en la NFL, que ha reconocido que "los problemas de justicia social que sus atletas han sacado a la luz, merecen nuestra atención y nuestra acción".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba