Mémesis

El ataque del rotulista iletrado

'Debastador'...de basto, como el rotulista.
'Debastador'...de basto, como el rotulista. La sexta / Twitter

El rotulista televisivo es un periodista de primera línea. Sus balas son las primeras en llegar al frente. El rótulo encabeza, define y presenta la noticia que desarrollan sus otros compañeros. Por eso su trabajo es esencial y puede arruinar o convertir en viral hasta una mala noticia de barrio.

El rotulista es un periodista de reflejos, tiene que resumir, editar y adjetivar en muy poco tiempo una noticia que, a veces, está todavía pasando.

No. El rotulista no tiene un trabajo fácil y muchas veces necesita ser editado y vigilado. Y eso requiere recursos que casi nunca se tienen pero siempre se reclaman.

Pero, no se sabe muy bien por qué —o sí— el rotulista ha perdido su esencia. Alguien ha decidido que ya no debe ser un periodista de primera con reflejos o hay tanto trabajo que ya se reparte entre iletrados. Ya no es un buen profesional, sino un encargado —quizás becado sin responsabilidad— de subrayar el trabajo de otros mientras remata otras faenas. Por eso el rotulista comete más fallos, es más vulnerable y destapa las carencias de una imprescindible supervisión y la labor del corrector lingüístico o en su defecto del director de informativos. Las redes sociales hacen el resto.

Otras veces el rotulista se 'hace fuerte' y utiliza su poder para experimentar, jugar o dejar huella de su inmenso talento...

Hay dos cuentas en Twitter especializadas en la 'caza del gazapo', del error y de ese talento. No dan abasto. Son muchas cadenas y demasiados iletrados con derecho a titular.

@RotulosTV y @ElCorrectorDeTV  son un compendio interesante que muestra casi en tiempo real —y en recopilaciones mensuales— las pifias de periodistas y becarios, iletrados y rotulistas que se juegan un despido inmediato.

El rotulista empalmado

El rotulista empalmado va como una moto. Demasiado rápido para autocorregirse o editarse. Demasiado impreciso para entenderse. Demasiado iletrado para escribir. Demasiado 'sobrao'. La velocidad no cambia al rotulista, simplemente destaca sus carencias. Al empalmado le da igual la noticia. Sus prisas tampoco entienden de duelos…

Fuente

El rotulista empalmado puede olvidar una hache, una tilde o intercambiar dos letras. El resultado a veces es tremendamente DEVASTADOR.

Fuente

Una sola tilde puede ser catastrófico, cuando faltan tres en tan solo siete palabras puede ser terrorífico.

Las sutilezas pierden al rotulista empalmado. Y hay que estar muy atento para pillarlas...

El rotulista merengue

Ocurrió en la primera cadena de televisión española en 2011 durante la presentación de los premios anuales de la liga de fútbol. El rotulista tenía un premio diferente para Messi. Tiene SIDA. En realidad se trataba de un error sin intencionalidad. Una transposición del titulaje de la noticia siguiente que obligó al conductor de la sección deportiva, Jesús Álvarez, a pedir disculpas.

Fuente

El rotulista despistado

Este espécimen no comete errores ortográficos. Son gazapos de bulto, confusiones por desinformación que revientan una noticia desde lo absurdo. El rotulista despistado tiene un problema, su supervisor, dos.

El rotulista despistado es, en realidad, un cómico enmascarado… capaz de fabricarse un problema gordo comiéndose una sola letra.

Fuente

...y da igual el partido, hay mierda para todos.

Fuente

El rotulista despistado puede crear titulares que escandalizarían al mismísimo belcebú...

Fuente

...o que hacen reír a cualquier aficionado al fútbol con buen gusto. 

El rotulista metódico

El metódico pone mucho empeño e intenta hacer bien su trabajo, pero el exceso de celo le delata. El metódico pone tanto de su parte que termina por estropearlo todo.

Fuente

Le gusta llegar al fondo de la noticia aunque a veces se pierda por el camino.

El metódico es irremplazable o tiene un talento innato para homenajear a los difuntos.

Fuente

El metódico deja mensajes a sus compañeros para que no cometan errores. El problema es que luego no los borra.

Fuente

El rotulista mago

El mago rotulista tiene un talento especial para convertir una casualidad en magia divina. Nadie sabe si es fruto dela casualidad o por injerencia divina.

Sálvame del rotulista

No es casualidad. En el celebérrimo programa 'Sálvame' de TeleCinco hay una categoría de rotulista que los reune a todos. Quizás para no destacar mucho entre la calidad de diálogos, contenidos y el perfil de su espectador medio.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba