Mémesis

Una entre un millón. Fotografías únicas hechas mirando al cielo

Rayo sobre arco iris y atravesando un Boeing 777
Rayo sobre arco iris y atravesando un Boeing 777 Twitter/ Birk Mobius

“Que la casualidad te pille trabajando”... que diría el profesional. Una de las variables insondables del fotógrafo de naturaleza es el azar. Una contingencia que solo se domina con el dedo apoyado en el disparador y horas y horas apuntando a tu presa para sacar esa instantánea única y especial, la que no se consigue en estudio porque tu modelo no responde nada más que a las órdenes de la naturaleza. Si este modelo es el cielo con su escala astronómica o atmosférica la posibilidad de captar esta coincidencia es infinitamente menor.

Con más cámaras que personas en este mundo esa contingencia se ha ido sustituyendo por la probabilidad. El azar es cada vez más limitado cuando todos apuntamos con un móvil al cielo para poner la foto del ocaso en Instagram.

Fotografiando un terremoto en el cielo

Foto de WaveLasso, Vía Reddit

Uno de los sueños del fotógrafo. Planear una foto y traerse una mejor. Eso le pasó a un fotógrafo neozelandés que salió a las afueras de su ciudad en la Isla Norte para retratar la Estación Espacial Internacional volando sobre su país. No es fácil. La ISS orbita la Tierra a una altura de unos 350 km y a una velocidad de 7 metros por segundo. Para hacerlo tienes que tener un telescopio, una lente de Barlow y una buena cámara. O también puedes, simplemente, fotografiar su trayectoria con una reflex y un tiempo de exposición alto.

Eso hizo WaveLasso, el usuario de reddit que luego compartío la foto en la red social sin darse cuenta de la anomalía. La trayectoria de la ISS hacía un movimiento extraño en una parte de la foto que no cuadraba. La cámara estaba en un trípode durante la exposición programada.

Fue en Reddit donde ataron cabos. A la misma hora que WaveLasso tomaba la foto de larga exposición un pequeño terremoto sacudía Nueva Zelanda. La ISS registró una onda en su trayectoria impresa en la foto debida al movimiento de la Tierra. Las estrellas también registran esa onda en la foto pero al desplazarse más lentas (relativamente para la cámara) que la ISS su vibración fue menor.

Cuando el cielo se parte en dos

Foto de Jabuuty671. Vía Reddit

Parece un burdo montaje pero no lo es. Como dicen los comentarios podría ser también la primera foto de un huso horario de la historia. Pero no deja de ser una broma.

En realidad es un juego de casualidades que la hacen parecer falsa. La foto la tomó un norteamericano desde Guaján, una isla en el Pacífico occidental y perteneciente a Estados Unidos como territorio no incorporado.

Es lo que se llama un ‘split sky’ o cielo dividido. El fenómeno es muy frecuente pero en esta foto falta el objeto que lo provoca, las nubes. En realidad no se ven pero están al fondo.

Cuando el sol se pone en el ocaso y una nube muy densa se interpone entre él y el espectador puede provocar que una parte de la atmósfera esté menos iluminada que otra, dando como resultado este simpático fenómeno. Hay muchas fotos de este caso en la Red, pero ninguna como esta.

Yo estuve allí y pasó

Foto de Birk Mobius. Vía DailyMail

El fotógrafo alemán Birk Mobius rompió todas las leyes de probabilidad con esta instantánea. Un rayo subrayando la trayectoria de un arcoiris a la vez que atraviesa el fuselaje de un avión comercial que pasaba por allí. Si lo planeas no te sale en un millón de años.

La foto es del 24 de agosto de 2014 y está tomada a las afueras de la ciudad alemana de Leipzig en un pequeño aeródromo mientras un Boeing 777-FZN de AeroLogic cubría la ruta de 30 minutos entre Frankfurt y Leipzig durante una tormenta azotaba la zona.

Un eclipse entre los árboles

Foto de o6ijuan. Vía Reddit

Esta foto no apunta al cielo, pero sí que mira hacia él. Es la instantánea de un eclipse indirecto, tamizado por el follaje de unos árboles que hacen el efecto de cámara obscura para multiplicar por mil el fenómeno astronómico.

Si haces un pequeño agujero en una superficie la luz que lo atraviesa se proyectará al otro lado de forma natural. Si la superficie del otro lado es oscura la luz dejará entrever perfectamente las formas. Es lo que pasa, por ejemplo, cuando acostados en nuestra habitación a oscuras vemos lo que pasa en la calle proyectado en nuestro techo porque la luz se cuela por los agujeros de las lamas de nuestra persiana.

En este caso las condiciones de luz y oscuridad se dieron en un momento de un eclipse de sol, durante el cual la luz se coló entre los infinitos huecos que dejaron las hojas de un gran árbol.

Perros de sol en estelas de avión.

Foto de Dennis Mersereau. Vía Washingtonpost

Mobile, Alabama, tarde del 7 de febrero de 2014. En esta foto hay 2 casualidades juntas que la convierten en única. Un avión decidió pasar en el mismo plano que una gran manta de altocúmulos, nubes dispuestas a unos 20.000 pies de altura, limpiando la nube y dejando una estela de disipación que partiría en dos el cielo. Son los llamados ‘distrails’.

No es fácil (los aviones intentan esquivar cualquier tipo de nubes mientras sea posible y el avión tiene que lograr evaporar las gotas de la nube), pero no imposible. Lo verdaderamente asombroso es la coincidencia con un ‘Perro Solar’. Un fenómeno meteorológico y óptico, en forma de anillo iridiscente, y que se da en territorios fríos. En este caso eligió la estela limpia del avión en el centro de la fotografía.

El Sol, cuando está en una posición cercana al horizonte, atraviesa las pequeñas capas tenues de hielo en forma de hexágonos que se pueden forman en la atmósfera por el frío y que descomponen la luz antes de llegar a nuestros ojos en forma de brillos luminosos por la refracción. Es halo suele ser un círculo concéntrico al sol que a veces puede parecer fragmentado dando sensación de varios soles o de luces desperdigadas.

Dos cometas en el mismo cielo

Foto de Yuri Beletsky. Vía thephoblographer

Fotografiar un cometa es una tarea difícil, solo apto para fotógrafos con grandes conocimientos de astronomía y una paciencia infinita.  Fotografiar dos cometas a la vez está al alcance de los elegidos.

Yuri Beletsky, un especialista en fotografía nocturna, logró la hazaña en marzo de 2013 en el desierto de Atacama, en América del Sur y desde el Observatorio ‘Las Campanas’ de Chile. Beletsky utilizó una Canon 5D Mark II para hacer una fotografía durante 30 segundos de exposición del cometa C/2012 F6 (Lemmon) y el cometa C/2011 L4 (PanSTARRS), visible en el rincón opuesto. Intenten superarlo.

Marte en cuarto creciente

Foto Original. ESA

El punto de vista de esta instantánea ha costado el desarrollo tecnológico de toda una civilización. De la luna hay millones, de Marte solo una.

Como la órbita de Marte está más lejos del Sol que la Tierra no podemos ver Marte en cuarto creciente desde la Tierra (Marte tendría que estar entre el Sol y la Tierra para obtener una vista de media luna) Solo desde una sonda o nave espacial puede hacerse.

Febrero de 2007. La sonda espacial Rosetta captura la foto en su segunda maniobra de aproximación para coger impulso antes de tomar rumbo hacia el cometa Churyumov-Gerasimenko. No fue una foto casual, solo había un momento para tomar la luminiscencia nocturna de la atmósfera de Marte que configura ese cuarto creciente. No confundir ni comparar con la foto ‘Marte Creciente’ tomada por la sonda Viking en 1976 reflejando luz solar. La luz que tomó Rosetta provenía de las emisiones débiles que se producen en la atmósfera superior de Marte cuando los átomos de nitrógeno y oxígeno se combinan y liberan energía.

En el Everest, el arco iris al revés

Foto de Neha Gadhari. Vía proof.nationalgeographic.com

La alpinista y fotógrafa Neha Gadhari consiguió fotografiar para National Geographic un fenómeno atmosférico inusual en un sitio icónico. Un arco iris circumhorizontal combinado con un halo a 22 grados en la montaña más alta del planeta. ¿Qué es esto? pues simple y llanamente un arco iris invertido con un halo.

El arco iris invertido surge de la refracción de la luz solar a través a cristales de hielo en lugar de gotas de lluvia tradicionales. Los rayos de sol salen rebotados hacia arriba. Por eso es mucho más extraño, necesita mucho frío en las altas capas de la atmósfera y que el sol esté a una altura inferior a los 32 grados sobre el horizonte.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba