Mémesis Probablemente el anuncio de televisión más racista de la historia

Se trata de un anuncio (serio) de detergente chino lleno de tópicos y estereotipos racistas. El comercial es, además, una mala copia de un clásico italiano que también se hizo viral en 2006.

La dura competencia del sector publicitario hace que, de vez en cuando, los creativos atajen por vías repugnantes para fabricar virales rápidos que llegen al mayor número de 'targets'. Si no puedes ser bueno al menos sé polémico, deben pensar estos figuras. El problema de esta estrategia es que tu marca se va hinchando y ganando mediocridad mientras mina tu credibilidad en el sector.

Cuando la competencia, el qué dirán, o la laxa normativa de tu país te trae sin cuidado nacen anuncios como el de la compañia china Qiaobi, una pequeña empresa de venta por catálogo que ha fabricado este viral para la promoción de su nuevo detergente en cápsulas.

El anuncio está destinado a una comunidad regional a la que, probablemente, le parezca una obra de arte de la comedia. Pero cuando ha cruzado al otro lado del mundo (gracias a Reddit) el trabajo ha puesto en evidencia las diferencias éticas y culturales. Globalización comercial, no de costumbres.

Como era de esperar ni el talento para ser polémico lo tienen. El anuncio es una mala copia, una vuelta de calcetín (sucio) de otro comercial de un detergente de la marca Colorería Italiana que fue polémico allá por 2006. 

Observen:

¿Notan las sutiles diferencias?

En el caso italiano los papeles estaban cambiados. El personaje que se mete en la lavadora es blanco y esmirriao y el que sale es un adonis negro de proporciones 'hulkalianas'. El comercial fue acusado de racista por los colectivos supremacistas blancos. —como leéis—. Resulta que los negros van a acabar con los blancos y este anuncio hacía apología de ello. Parece que veinte siglos de historia carecen de importancia.

Es un caso parecido al machista que recuerda los casos de hombres maltratados para hablar de ecuanimidad en la violencia de género (concepto que atribuyen erróneamente también a la ejercida sobre ellos). Olvidar el contexto, los datos y los colectivos verdaderamente oprimidos para establecer una teoría absurda que cae por su propio peso.

La marca italiana repitió la polémica con una segunda versión del anuncio todavía más hilarante.

Pero resulta que tampoco los italianos habían sido muy originales. Existe un comercial checo de los años 90 que ya explotaba esta idea racista de que lo negro es sucio y malo y lo blanco mola más...

Atentos porque en éste hay agravante:

Estos checos son aún peores adoctrinando niños, pero... ¡Oh, sorpresa! el anuncio también está inspirado en otro anterior —ya en blanco y negro— de los años cuarenta. 

Parece que ningún creativo se ha dado cuenta que ha pasado tres cuartos de siglo y las ideas 'geniales' de una sociedad racista no son ahora reciclables.

Estamos hablando del anuncio más racista de la historia. Un remake que se va repitiendo periódicamente sin importar los avances en derechos sociales logrados con el esfuerzo de muchísima gente.

El anuncio arrebata el puesto a otra gran perla de hace unos cuantos años. En aquel caso la intención era buena pero la instrumentalización y el uso de tópicos para hacer márketing se volvieron en contra.

El anuncio termina con un:"Las apariencias engañan" para intentar vender una pasta de dientes negra y la idea que los negros, en el fondo, no son tan malos...

Esperaremos otros 10 años para ver el próximo remake del negro y la lavadora.

No aprendemos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba