La base de datos de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) revela que Mediaproducción se mantiene como una de las productoras a las que recurre la televisión autonómica catalana con más asiduidad. Durante los últimos meses, ha sido una quincena los contratos que este medio de comunicación ha rubricado con la empresa capitaneada por Jaume Roures.

No han sido buenos meses para la industria audiovisual, lo que han notado las productoras de varias formas. Es cierto que se vivían días ‘de vino y rosas’ en el sector en España, dada la fuerza que Netflix o Movistar + ha demostrado en el terreno de la ficción.

Sin embargo, la crisis del coronavirus obligó a paralizar temporalmente varios proyectos y provocó que algunos de los clientes de las productoras –como las televisiones- recortaran su presupuesto en programación.

En el caso de Mediapro se unió, además, la paralización de varias competiciones deportivas durante la pasada primavera, lo que causó un impacto sobre el negocio de la producción de eventos y la explotación de derechos audiovisuales en las empresas dedicadas a estas actividades.

En este tiempo, esta compañía se ha mantenido como una de los principales 'clientes' de TV3 y, de hecho, son 15 contratos los que ha obtenido en los últimos meses. Entre ellos, figura el encargo para producir un documental de 8 capítulos sobre el juicio del procés, por una cuantía de 440.000 euros.

Documental 1-O

Hay que tener en cuenta que Mediapro produjo en 2018 el documental 1-O, que provocó fuertes críticas por parte del PP y Ciudadanos; y que, en su estreno, en TV3, logró un 36% de cuota de pantalla.

El acuerdo más reciente entre TV3 y Mediapro que figura en los registros públicos tiene que ver con la adquisición de los derechos de antena, por 120.000 euros, de la película Competencia oficial, dirigida por Mariano Cohn y Gastón Duprat, y protagonizada por Penélope Cruz y Antonio Banderas.

Dos de los contratos, con un importe de 180.103 y 88.318 euros, se han dedicado a la producción del programa Coolhunters, mientras que otro, de 69.495 euros, para el documental Reiniciar el mon.

El más cuantioso de los encargos asciende a 745.319,86 euros y ha servido para grabar 86 episodios del concurso Atrapa'm si pots.

Este periódico ha contactado con Mediapro para interesarse acerca de la posibilidad de añadir más información sobre los contratos de TV3. Sin embargo, ha rechazado hacerlo.