La Asociación de la Prensa de Madrid ha celebrado este martes en la capital madrileña la entrega de sus premios anuales. Al acto han acudido los reyes de España y estaba previsto que Telemadrid ofreciera la señal institucional. Sin embargo, finalmente esa labor la ha realizado Radiotelevisión Española, dado que la televisión pública no ha recibido el visto bueno -explican fuentes de la cadena- para hacer el gasto requerido para retransmitir ese acto, que se estima en 2.000 euros.

Desde el Ejecutivo autonómico afirman que RTVE se ha encargado de dicha labor y que, por tanto, Telemadrid lo habría podido retransmitir sin ningún problema. Por otra parte, manifiestan que la televisión pública podría haber extraído esa cantidad de su caja. Por tanto, niegan que hayan dificultado la realización de la cobertura.

Este suceso no puede separarse del tira y afloja que libran el Ejecutivo autonómico y el director general de Telemadrid, José Pablo López, desde el inicio de la legislatura. De hecho, la propia presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, llegó a decir que la televisión pública madrileña no era un servicio público esencial, mientras que su director de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, expresó su posición contraria a López en reiteradas ocasiones, en sus redes sociales, antes de su nombramiento.

Desde el Consejo de Telemadrid llegaron a enviar una carta, en 2019, a la presidenta de la Comunidad para criticar el trato que dispensaba a esta empresa, que había dificultado su gestión. Entre otras cosas, porque los contratos que rubrica deben pasar por el filtro de la Consejería de Hacienda y, en ocasiones -lamentan fuentes de la cadena-, condiciona los proyectos de la televisión.

En este contexto, se ha llegado a la jornada de este martes, cuando estaba previsto que Telemadrid se encargara de la cobertura de la entrega de los premios de la APM, que incluía la presencia de los reyes. Fuentes del Comité de Empresa de la televisión autonómica explican que un equipo de diez personas había trabajado durante los últimos días en este evento.

Renovación

Tal y como detalla El País, esas personas procedían de una 'bolsa de trabajadores' a la que recurre Telemadrid para realizar determinadas funciones; y sus emolumentos por realizar la cobertura serían de 2.000 euros. La Consejería de Hacienda no habría contestado a la petición de los responsables de la televisión, de ahí que no hayan realizado la cobertura, de la que finalmente se ha encargado RTVE, la cual suele seguir a la Casa Real en todos sus actos institucionales.

Detrás de este episodio también se encuentra el enfrentamiento existente entre Telemadrid y la Comunidad por la renovación del contrato-programa, que fija la financiación que recibe anualmente esta empresa para cumplir con su servicio público. Hacienda quiere ajustar lo máximo posible esta partida presupuestaria, mientras que Telemadrid reclama la financiación suficiente.

Fuentes del Gobierno autonómico lamentan que nunca ha habido ningún intento de negociación del contrato-programa por parte del director General de Telemadrid, que pretende disponer -apuntan- de 80 millones de euros sin argumentar de forma adecuada a qué se destinarán esos fondos.

Hay que recordar que José Pablo López fue designado para su puesto en 2017 por un período de seis años. La nueva ley de la radio-televisión pública madrileña determinó que la duración de su mandato sería mayor a la de la legislatura para evitar la politización de esta empresa.

Eso hizo que, cuando Isabel Díaz Ayuso llegó a la Presidencia de la Comunidad no pudiera proponer a su propio candidato. Desde el principio, la sintonía entre ambas partes no ha sido positiva, recuerdan los mismos informantes de la cadena.