En plena pandemia de coronavirus, y en el año en que han comenzado a administrarse las vacunas para frenar la infección, el Ejecutivo dedicará casi la misma cantidad de publicidad institucional al Ministerio de Sanidad que al de Igualdad. Así se refleja en la documentación publicada tras la última reunión del Consejo de Ministros, en la que aparecen fondos de 13,8 millones para el departamento de Irene Montero y de 14,4 para el de Carolina Darias.

De hecho, Igualdad será el cuarto ministerio con más dinero asignado, por detrás de Agricultura, Pesca y Alimentación (23,25 millones), Transición Ecológica y Reto Demográfico (16,3 millones) y Sanidad (14,4). En total, el Ejecutivo repartirá en campañas de publicidad institucional un total de 123 millones de euros a lo largo de 2021.

La campaña mejor dotada del departamento de Irene Montero contará con un presupuesto de siete millones de euros y estará dedicada a “sensibilizar y concienciar sobre las diferentes formas de violencia contra las mujeres”.

Los mensajes publicitarios -detalla el Gobierno- incidirán en “la prevención y detección de las primeras señales, en la información sobres los recursos existentes y en la implicación de la ciudadanía, con especial atención al sexo masculino en el marco del pacto de Estado en materia de violencia de género”.

Esta campaña contará con más fondos que 16 ministerios, lo que ofrece una idea sobre el volumen de publicidad institucional que repartirá el área dirigida por Montero.

Tareas domésticas

Igualdad también asignará 5.036.000 euros a “combatir los estereotipos y roles de género que vinculan la realización de las tareas domésticas y de cuidados con las mujeres”, así como a alcanzar “una conciliación efectiva de la vida personal, laboral y familiar completa”.

También contará con un presupuesto millonario (1.508.000 euros) una acción publicitaria sobre la “lucha contra los estereotipos de género para favorecer una imagen libre de sexismo de las mujeres”.

Otros 217.799 euros se dedicarán a la sensibilización de “la sociedad en general de las persistentes discriminaciones a las que se ven sometidas las personas LGTBI en su vida cotidiana”, mientras que 30.000 euros a difundir el día del orgullo LGTBI.

Una campaña contra la discriminación racial estará dotada de 12.100 euros, mientras que otra repartirá en medios de internet 40.000 euros para concienciar sobre “la precariedad de las mujeres” y las consecuencias que eso genera en “su bienestar” y su “salud mental”, detalla el Gobierno.

Irene Montero tendrá a su disposición, por otra parte, una partida de 18.148 euros que se dedicará a “visibilizar la importancia de la lucha por la igualdad efectiva de todas las mujeres en todos los ámbitos”. Una cantidad igual servirá para promocionar el Instituto de las Mujeres.

En total, serán nueve campañas, es decir, más que 16 departamentos ministeriales. El que más acciones realizará -con una menor dotación media- será el departamento de Transición Ecológica y Reto Demográfico, con 57.